Mes: junio 2016

Falsificar la pegatina de la ITV tiene multa: 540 euros

Falsificar la pegatina de la ITV tiene multa: 540 eurosUna conductora ha sido condenada a pagar 540 euros por utilizar una pegatina de la ITV que no correspondía a su vehículo.

La picaresca española no conoce límites y es en las Palmas de Gran Canaria donde se ha encontrado un caso que lo ejemplifica a la perfección. Una conductora ha sido condenada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria a pagar una multa de 540 euros. ¿La razón? Circulaba con la pegatina de la ITV de otro vehículo… teniendo en cuenta que el suyo no había superado la inspección técnica desde hacía varios meses. La Policía Local descubrió la infracción porque el coche acabó implicado en un accidente de tráfico.

Dos millones. Esa es la cifra aproximada de vehículos que circulan por las carreteras españolas con la ITV caducada. Una imprudencia que puede acarrear multas que oscilan entre los 200 y los 500 euros sin olvidar otras sanciones que limitarían la conducción del infractor en cuestión. Eso sí, hay otros casos que pueden agravar la infracción. Un ejemplo es el que ha tenido lugar en Gran Canaria y que es extrapolable al resto del territorio nacional: una conductora utilizó la pegatina de otro vehículo en el suyo. Por ello, el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas ha considerado que ha cometido un delito de falsedad en documento público. ¿La consecuencia? Una multa de 540 euros que tiene que abonar en los dos próximos meses.

Para llegar hasta ese punto, hubo un proceso previo. Dos agentes de la Policía Local estaban actuando en un accidente que tuvo lugar en el barrio El Lasso cuando se dieron cuenta de que algo no cuadraba en uno de los coches implicados en el incidente. La pegatina que figuraba en la luna delantera acreditaba tener la ITV en regla, pero los servicios informáticos lo desmentían: el vehículo en cuestión tenía que haber pasado la inspección técnica varios meses atrás. Con la evidencia sobre la mesa, la conductora -de 33 años- admitió que había cambiado la pegatina y la Policía Local instruyó diligencias por un presunto delito de falsedad en documento público.

A pesar de ser un caso local, el proceso y el castigo es el que se aplicaría en cualquier punto de España. Y es que a la hora de ponerse al volante, todo conductor debe tener en cuenta que hay una serie de documentos que hay que llevar de forma obligatoria: permiso de circulación con los datos técnicos del vehículo y del conductor o una autorización de la Jefatura de Tráfico, la tarjeta de la ITV junto a la pegatina situada en un lugar visible de la luna delantera sin olvidar el carnet de conducir válido para el coche que se conduce y en vigor, claro.

Fuente: autopista.es


10 años del carné por puntos: bajada del 62 por ciento en accidentes, según la DGT

10 años del carné por puntos: bajada del 62 por ciento en accidentes, según la DGTUna década después de su entrada en vigor, el carnet por puntos no sólo ha creado conciencia. También ha ayudado a crear conductores mejores y más seguros.

"El carnet por puntos no es necesario ni suficiente para la seguridad vial, pero crea conciencia y reduce la siniestralidad". María Seguí Gómez, directora de la Dirección General de Tráfico, fue clara y rotunda en el X Aniversario. Incidió en varias ocasiones en esta declaración en un día de celebración. Y es que hoy se bromea con este sistema, pero una década atrás no hizo tanta gracia. A pesar del enfado inicial, el carnet por puntos no ha ido mal porque todos han colaborado en ello incrementando su utilidad: la siniestralidad, por ejemplo, se ha reducido en un 62%.

Todo empezó en 2002. Fue en aquel año cuando se hizo un primer esbozo de la norma que entraría en vigor cuatro años después. Con Francia, Reino Unido y Alemania como fuentes de inspiración y la recomendación de la UE de instaurar el carnet por puntos en aquellos países que formaban parte de ella, nació un anteproyecto que se transformaría en la Ley 17/2005 y entraría en vigor el 1 de julio de 2006. Una fecha que cambió la historia y que ha dejado algunos datos curiosos como estos: el primer conductor que se quedó sin puntos fue un hombre de Las Palmas en noviembre de 2006 y de cada diez pérdidas de carnet, nueve son de hombres y una es de mujeres.

Diez años después la utilidad del carnet por puntos está a la vista. Una encuesta realizada por el CIS el pasado mes de mayo arroja unos porcentajes que refuerzan la idea: el 69% de los encuestados afirman que es una medida buena o muy buena mientras que sólo el 8% cree que es mala. Y es que los números son tan fríos como tajantes: en 2005 el número de fallecidos en la carretera ascendía a 4.442 mientras que en 2015 la cifra era algo más de 1.600; una reducción del 62%. Se nota, por tanto, el efecto positivo de una medida que “no es un fin, es una herramienta y por ello insistimos en que no es necesaria ni suficiente para lograr una buena seguridad vial”, insistía la directora de la DGT.

Una medida que afecta a todos

Sin dejar los números de lado, desde la Dirección General de Tráfico han querido poner sobre la mesa algunos de ellos para observar la evolución y los efectos de la medida que está a punto de cumplir diez años de vigencia. En este período 7,5 millones de conductores han perdido, al menos, un punto mientras que 214.150 se han quedado sin carnet (de estos, a 8.759 se le ha retirado dos veces y a 219 tres veces o más). En cuanto a las infracciones que restan puntos, las de velocidad encabezan el ranking con un 46% seguidas por las de no uso del cinturón de seguridad y sistema de retención infantil (11%), el uso del teléfono o dispositivos de sonido (10%) y la conducción habiendo consumido alcohol o drogas (9%).

Lo cierto es que el carnet por puntos es algo que afecta a todos; no en vano fue el comienzo de una colaboración en materia de movilidad segura y sostenible entre distintas administraciones. Es una de las pocas medidas cuya onda expansiva llega a tanta población durante tanto tiempo: desde los 25 millones de conductores que tiene España hoy en día a los miles de agentes de tráfico, los 2.300 integrantes de la Policía Municipal, las autoridades administrativas encargadas de los procesos sancionadores o los profesionales que trabajan para ayudar en la recuperación de esos puntos.

Los cursos de recuperación y rehabilitación

Al hilo de esto, han sido 503.291 los conductores que han asistido a los cursos de recuperación parcial (44%) o total de puntos (56%). Esta fue una de las cuestiones que más preguntas generó de cara al futuro. Mientras la directora de la DGT abría el debate poniendo el acento sobre cuántas veces se va a permitir realizar estos cursos, Garbiñe Sáez Molinuevo -directora de tráfico del Gobierno Vasco- apostaba por la promoción de conductas que eviten situaciones de riesgo y María Eugénia Doménech Moral -Directora del Servei Català de Transit- se centraba en el carácter disuasorio y rehabilitador de los cursos.

En este sentido aseguró que la eficacia está probada: el 51% de los conductores no volvió a cometer una infracción que restase puntos en los dos años siguientes a su recuperación. Este cambio de actitud para lograr más seguridad al volante se base en tres pilares: cognitivo (informa al conductor), conductual (hábitos y costumbres) y emocional (reflexión y consecuencias de la forma de conducción). Como en todo, el pero se encuentra en el 49% restante: la mitad de ellos cometieron infracción con pérdida y la otra mitad sin ella. Por ello, son conscientes de que deben replantearse las medidas vigentes: ¿por qué el curso no se da cuando se aprende a conducir? Son los retos de futuro para un carnet por puntos que, en este 2016, está de celebración.

Fuente: autopista.es


El coche autónomo, el socio perfecto de la movilidad colaborativa

El coche autónomo, el socio perfecto de la movilidad colaborativaCon el coche autónomo a la vuelta de la esquina y aunque pueda parecer lo contrario, es la pareja de baile perfecta para la movilidad colaborativa

Social Car, Cabify, Uber, BlaBlaCar y Ouishare. Hace unos años el nombre de estas empresas resultaría extraño a la mayoría de los conductores, pero ahora son perfectamente reconocibles. La movilidad colaborativa ha creado un nuevo estatus: no es lo que el usuario tiene sino lo que es tan inteligente como para no tener. La tecnología permite acceder a aquello que no poseemos y el sector del automóvil es el mejor ejemplo de ello, pero igual que los avances han jugado a su favor, ¿puede suceder al contrario con, por ejemplo, la llegada del coche autónomo? En el tercer Auto Finance Forum respondieron a esta pregunta.

Como en todo servicio, el cliente es una de las piedras angulares sobre la que gira la movilidad colaborativa. El sector tiene en cuenta la importancia de su experiencia y esto trasladado al coche autónomo se traduce en una sensación abrumadora porque el vehículo hace todo convirtiendo la experiencia parezca algo digno de ciencia ficción. Y es que cuando el conductor comprueba que el coche autónomo es algo tangible, comprueba que de cerca, incluso, da miedo.

Si en algo coincidieron los representantes de las empresas más conocidas del sector fue en que la llegada del coche autónomo no está tan lejos como se cree; es más, algunos de ellos enfatizaron que está a la vuelta de la esquina. Lo cierto es que el nuevo modelo hacia el que se camina tiene sentido a pesar de que en el ambiente flota la sensación de estar saltándose algún paso como es el de los vehículos eléctricos o los conectables, por ejemplo. Sea como sea, la movilidad colaborativa cree en el modelo del coche autónomo aunque recuerda que hay mucho negocio por desarrollar.

El ser humano es social por naturaleza

Es en este contexto en el que surgen algunas incógnitas y dudas. Una de ellas gira en torno a las aseguradoras: el futuro invita -por no decir que obliga- a crear un nuevo producto teniendo en cuenta el escenario que se está construyendo; las empresas de movilidad colaborativa lo saben mejor que nadie puesto que cuando ellas aterrizaron se encontraron con el mismo panorama y las compañías de seguros tuvieron que ponerse manos a la obra. Este cambio de paradigma también genera interrogantes acerca de la compra de vehículos, pero la apuesta por la convivencia es clara porque no será todo para uno: hay gente a la que le gusta conducir y querrá seguir teniendo su propio coche.

La movilidad colaborativa afirma que si los usuarios tienen un coche autónomo, lo van a usar. Tienen claro que no se puede renuncia a ello y más aún si se tiene en cuenta que las carreteras se llevan la vida de un millón de personas, una cifra que el coche autónomo puede reducir al 90%. No es la única razón que se palpa en el sector. El ser humano es social por naturaleza: quiere hablar en los viajes y conocer gente nueva. Por ello, si la conducción deja de importar y lo que prima es socializar, el coche autónomo se convierte en el socio perfecto para la movilidad colaborativa.

Fuente: autopista.es


Las marcas y modelos de coches más vendidos de enero a mayo

Las marcas y modelos de coches más vendidos de enero a mayoOpel es la marca que más modelos ha vendido en España en lo que llevamos de año, y el Citroën C4 el modelo del que más unidades se han matriculado.

El mes de mayo se ha cerrado con un crecimiento interanual en las matriculaciones del 20,9 por ciento, al venderse 113.671, constituyéndose, así, el tercer mes en el que el mercado español superó la barrera de las 100.000 unidades vendidas.

Del total de ventas, la mayor parte fue para Opel, que consiguió vender en el mes de mayo 10.560 unidades, lo que suma un total de 43.287 coches en lo que va de año. Le siguen Renault (9.926 unidades en mayo, 34.681 unidades en el acumulado del año) y Volkswagen (8.141 unidades en mayo y 39.651 en el acumulado del año).

En cuanto a los modelos más vendidos del pasado mes, encabeza la lista el Citroën C4 (3.726 en mayo y 17.074 en los cinco primeros meses de 2016). El pódium lo completan el Opel Corsa y el Seat León, con 3.672 y 3.509 unidades vendidas el pasado mes, respectivamente. En el acumulado del año el Opel Corsa ha vendido 12.535 y el Seat León 16.471.

Marcas de coches más vendidas en mayo 2016

1º OPEL 10.560
2º RENAULT 9.926
3º VOLKSWAGEN 8.141
4º SEAT 7.956
5º PEUGEOT 7.847
6º CITROËN 6.301
7º AUDI 5.858
8º FORD 5.646
9º NISSAN 5.532
10º TOYOTA 5.083

Marcas de coches de enero-mayo 2016

1º OPEL 43.287
2º VOLKSWAGEN 39.651
3º PEUGEOT 36.648
4º SEAT 35.153
5º RENAULT 34.681
6º CITROËN 28.514
7º FORD 24.627
8º NISSAN 24.534
9º AUDI 24.388
10º TOYOTA 24.047

Coches más vendidos en mayo de 2016

1º Citroën C4 17.074
2º Seat León 16.471
3º Seat Ibiza 14.937
4º Volkswagen Golf 12.804
5º Opel Corsa 12.535
6º Volkswagen Polo 11.935
7º Peugeot 308 10.794
8º Dacia Sandero 10.514
9º Renault Clio 10.436
10º Nissan Qashqai

10.004

Fuente: autopista.es