Mes: febrero 2017

Facua denuncia que la DGT envíe pegatinas de eficiencia a los coches del Dieselgate

La organización de consumidores considera ‘bochornoso’ que coches afectados por el escándalo Volkswagen estén siendo certificados como de bajas emisiones.

La Dirección General de Tráfico ha comenzado a enviar por correo distintivos de eficiencia medioambiental a las provincias de Madrid y Barcelona, y a las ciudades de Granada, Valencia y Sevilla. Se trata de una pegatina que puede colocarse, voluntariamente, en el parabrisas del coche, y clasifica los vehículos en cuatro categorías (por orden de menos a más emisiones): Cero emisiones, Eco, C y B. A los vehículos más antiguos y contaminantes no les corresponde recibir el distintivo.

La DGT tiene previsto entregar 4,3 millones de estas pegatinas, aunque, de acuerdo con lo que señala Facua en un comunicado, esta cifra debería ser menor.

Los vehículos afectados por el fraude perpetrado por Volkswagen en torno al motor diesel EA 189 constaban de un dispositivo que disfrazaba sus emisiones en el momento de medirlas en laboratorio para conseguir la homologación. No obstante, en conducción real estos coches emitían unos niveles de NOx muy superiores a los legales, poniendo en peligro la salud pública y el medio ambiente. Ahora, la DGT está entregando a estos vehículos el distintivo B. En el caso de los motores diesel, la categoría B es para aquellos matriculados a partir de 2005 que cumplen las normativas Euro 4 y Euro 5.

Los coches víctimas del escándalo, matriculados todos ellos a partir de 2009, se ajustarían, en teoría, a la norma Euro 5. No obstante, peritajes llevados a cabo con algunos de ellos indican que sus emisiones reales no solo no se ajustan a la norma Euro 5, sino que ni siquiera llegan a la mucho más permisiva Euro 3.

Con ello, Facua entiende que los distintivos medioambientales ‘carecen de valor’, al no ir su otorgamiento unido al cumplimiento de las garantías necesarias para que responda a la realidad. Para la organización, estos certificados son en estas circunstancias ‘papel mojado’.

‘Entregar una certificación a vehículos manipulados por el fabricante para saltarse las leyes medioambientales atenta a los valores que se pretende proteger y resulta en una auténtica tomadura de pelo a la ciudadanía’, considera la asociación.

La DGT encubre a Volkswagen

La organización de defensa de los consumidores ha vertido duras críticas contra la DGT, asegurando que el organismo de Tráfico ya enmascaró el escándalo Volkswagen en una misiva que envió a los propietarios de los vehículos afectados en mayo de 2016. En ella, animaba a llevar los vehículos a revisión y ‘provocar así un cierre el falso del problema’, acusa Facua.

Entonces la DGT ‘disfrazó’ el engaño masivo a cerca de 700.000 consumidores españoles como una ‘incidencia’ que consiste en la ‘instalación de un software que optimiza los valores de emisión de óxidos de nitrógeno (NOx) en el banco de pruebas’. Según Facua, esta ‘optimización’ es en realidad ‘una manipulación manipulación que Volkswagen llevó a cabo en 11 millones de vehículos diésel en todo el mundo’.

‘Es intolerable la defensa que el Gobierno está haciendo de la multinacional desde que estalló el escándalo en septiembre de 2015, protegiendo sus intereses por encima de los de los consumidores afectados’, dice la organización de consumidores. También califica de ‘escándalo’ que un organismo como la DGT muestre ‘de una manera tan abierta su colaboración con una multinacional que ha reconocido públicamente que ha cometido un fraude que compromete la salud pública y la conservación del medio ambiente’.

Facua ha desempeñado un papel muy activo desde que estalló el Dieselgate, y actualmente representa a más de 43.000 propietarios de vehículos afectados por el escándalo. Ha creado la plataforma nacional #aefctadosVolkswagen, a la que los propietarios de estos vehículos se pueden sumar en la página web de la organización. Además, Facua está asesorando a los afectados y se ha presentado en la Audiencia Nacional como acusación particular, representando a más de 6.000 conductores.

Fuente: autopista.es


El gas natural, el combustible alternativo más utilizado hoy

El gas natural, el combustible alternativo más utilizado hoyEl gas natural se va haciendo poco a poco y en sigilo un hueco entre los vehículos de bajas emisiones. Una alternativa de movilidad en la que cada vez confían más usuarios.

Los números lo confirman: en España se matricularon en 2016 más de 1.100 vehículos propulsados por gas natural. Aunque la cifra no sea aún muy elevada, hay que destacar que supone un incremento del 133 por ciento sobre las matriculaciones de este tipo de vehículos en 2015. Todos ellos suman unas 6.100 unidades, y la mayor parte de ellas se corresponden con vehículos pesados y de utilización intensiva. Ello ha convertido al gas natural en el combustible alternativo más utilizado en nuestro país.

No son pocas las ventajas que rodean a este combustible. Su uso evita un consumo anual de 142.000 toneladas de diesel. Sus emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2) son prácticamente nulas y las emisiones de partículas son un 96 por ciento inferiores a los límites permitidos por la normativa europea. Son precisamente estos dos elementos los que más afectan a la salud y los principales responsables de la baja calidad del aire en las ciudades.

Con todo ello, el gas natural es hoy una alternativa real y barata a los combustibles tradicionales: supone un ahorro del 30 por ciento por kilómetro con respecto al diesel y del 50 por ciento en comparación con la gasolina.

El gas natural se utiliza en transporte de dos formas: como GNC (Gas Natural Comprimido) o como GNL (Gas Natural Licuado). El primero es el que se usa en transporte por carretera, especialmente ventajoso en turismos, taxis, vehículos comerciales ligeros y vehículos pesados urbanos. A día de hoy existen en Europa nueve fabricantes que ofertan, en total, 24 modelos entre turismos y vehículos comerciales ligeros.

El GNL, por su parte, tiene su uso en el transporte marítimo, sobre todo en zonas de control de emisiones de Estados Unidos y el norte de Europa. Y seguirá creciendo, puesto que, en octubre de 2016, la IMO (International Maritime Organization) estableció 2020 como fecha límite para que los barcos cumplan.

Fuente: autopista.es


El sector de la automoción pide un nuevo Plan PIVE al Gobierno

El sector de la automoción pide un nuevo Plan PIVE al GobiernoFundamental y necesario: así consideran las cuatro principales asociaciones del sector automovilístico en España la urgente aprobación de un nuevo Plan PIVE.

Por carta, para que quede constancia, las cuatro principales asociaciones del sector del automóvil en España Anfac (fabricantes), Aniacam (importadores), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores) han solicitado a diferentes organismos y ministerios del Gobierno la necesidad, “a corto plazo”, de una revisión de la fiscalidad del automóvil y la aprobación de un nuevo Plan PIVE.

Necesario para incrementar la seguridad vial

En el documento, las asociaciones consideran que un nuevo plan de incentivos a la compra es vital frenar el envejecimiento del parque automovilístico español, que asciende a 25,6 millones de vehículos; de éstos, 15,2 millones tienen más de diez años de antigüedad.

Con estas cifras, la seguridad vial y el medio ambiente quedan seriamente comprometidos. Los modelos más antiguos no son eficientes energéticamente y carecen de un equipamiento tecnológico que potencie la seguridad activa y pasiva; se calcula que alrededor de un 60% de los automóviles que actualmente están en circulación no cuenta con estos avances.

1,18 millones de vehículos antiguos achatarrados

Las ocho ediciones del extinto Plan PIVE han permitido llevar al desguace a 1,18 millones de vehículos antiguos. Sin embargo, no se ha logrado invertir la tendencia de envejecimiento del parque nacional, que en la actualidad tiene una edad media de 11,9 años.

"Es por tanto urgente corregir esta situación promoviendo con determinación la renovación estructural del parque, para mejorar su calidad y eficiencia medioambiental y, sobre todo, la seguridad activa y pasiva de los vehículos circulantes, para reducir los accidentes de tráfico y minimizar las consecuencias negativas derivadas de los mismos", puntualizan Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam en la carta.

Fuente: autopista.es