Mes: junio 2017

Precios de la ITV: diferencias de más de un 100 por ciento

En función de la comunidad autónoma en la que se realice la inspección, las tarifas varían considerablemente. Los precios más altos se registran en Madrid.

Las tarifas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) varían hasta un 102 por ciento en función de la comunidad autónoma en la que se realice el chequeo, según un estudio elaborado por Facua.

La variación entre la revisión más económica y la más cara es del 64% en el caso de los coches de gasolina, en el que Andalucía es la comunidad más barata, si se toman como referencia los vehículos de menos de 1.600 centímetros cúbicos, y Cantabria la más cara.

Si hablados de turismos Diesel, las diferencias alcanzan algo más del doble, el 102 por ciento, con Extremadura como la comunidad con las tarifas más bajas frente a Madrid, que tiene las más altas.

El precio medio de la ITV en España en 2017 es de 34,62 euros para los turismos de gasolina y de 41,9 euros para los Diesel. En este sentido, el importe medio, incluidos gasolina y Diesel, es de 37,89 euros, lo que representa una leve subida, del 0,3 por ciento con respecto a las tarifas vigentes en 2016.

Precio de la ITV: las más caras y las más baratas

Las comunidades autónomas que registran las tarifas más económicas son Extremadura (25,45 euros en las estaciones explotadas directamente por el Gobierno autonómico y 32 euros en las que están en régimen de concesión) y Navarra (29,40 euros). Ambas mantienen el mismo precio tanto para los coches de gasolina como los Diesel.

En el extremo opuesto se sitúa Madrid.  La media entre las estaciones de ITV encuestadas en Madrid, que fijan las tarifas sin regulación autonómica, es de 53,45 euros en coches con motor Diesel y 37,70 euros los gasolina. Por detrás de Madrid se encuentran Cantabria (42,80 euros los turismos de gasolina y 48,46 euros los Diesel), la ciudad autónoma de Ceuta (43,95 euros y 52,13 euros), Euskadi (42,79 euros tanto gasolina como Diesel) y la Comunidad Valenciana (40,29 euros los turismos de gasolina y 51,64 los de motor Diesel).

Por otro lado, el Principado de Asturias es la comunidad autónoma en la que las tarifas de la ITV han experimentado un mayor incremento en 2017 con respecto al año anterior, el 4,5 por ciento. Esta subida contrasta con el hecho de que la mayor parte de las comunidades han mantenido congeladas sus tarifas este año.

Además de en Asturias, el precio de la ITV ha subido en Galicia (1,2 por ciento), Euskadi (0,7 por ciento), Ceuta (0,7 por ciento) y Madrid (algo más del 1 por ciento de media). Sólo en las Islas Baleares y únicamente en el caso de Mallorca, las tarifas experimentaron un ligero descenso, el 0,6 por ciento respecto a 2016.

Servicio liberalizado en Madrid

La Comunidad de Madrid, la más cara en términos absolutos en relación al precio de la ITV para los turismos Diesel, es la única de España en la que el servicio de Inspección Técnica de Vehículos se encuentra liberalizado, y por tanto los precios no están regulados por la administración autonómica.

En este sentido, cada empresa cobra los precios que considera oportunos, si bien sobre las tarifas publicadas en cada estación de ITV la mayor parte de las empresas aplican diferentes descuentos para tratar de atraer a más clientes, en función de los horarios a los que se solicite la cita previa para la inspección o si se contrata a través de medios telemáticos o no. Facua no ha tenido en cuenta estos descuentos para realizar el estudio, debido a su heterogeneidad.

Según las tarifas publicadas por cada establecimiento de ITV, el precio medio de la inspección en la Comunidad Madrid es de 37,70 euros en los coches de gasolina, cifra que se encuentra un 8,8% por encima de la media española, y de 53,45 euros en los coches Diesel, lo que representa un 28,6 por ciento más que la media nacional.

Fuente: autopista.es


Aprobado el Plan MOVEA para comprar coches eléctricos

El plan de ayudas para incentivar la compra de vehículos impulsados por energías alternativas consiste en 500 euros por parte del Gobierno.

Tras varios meses dando largas, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha anunciado la aprobación de la segunda edición del Plan MOVEA, de impulso a la movilidad eficiente y las energías alternativas, por parte del Consejo de Ministros. El importe total de las ayudas asciende a 14,26 millones de euros e irán con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017.

La posible causa de esta tardanza en la aprobación del Plan MOVEA es que el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció anteriormente que el Gobierno estaba trabajando en un plan único que unificaría los planes MOVEA, de impulso a los vehículos alternativos, y el PIVE, de incentivos al achatarramiento de coches antiguos a cambio de la compra de uno nuevo.

Los Presupuestos General de Estado también contemplan una partida de 50 millones que iría destinada a fomentar la compra de vehículos de bajas emisiones o de energías alternativas. Sin embargo, fuentes del sector confirmaron que el Gobierno rechazó la puesta en marcha de un nuevo Plan PIVE convencional y se habría decantado por uno de apoyo a los modelos impulsados por energías alternativas.

Así es el nuevo Plan MOVEA

El plan excluye los vehículos tradicionales propulsados por gasolina y gasóleo.

Entre las energías que podrán beneficiarse del Movea figuran el gas licuado, el gas natural, la electricidad, la pila combustible y el hidrógeno.

La ayuda será a partir de 500 euros para turismos y furgonetas, de 5.000 euros para microbuses y camionetas, y de 18.000 euros para autobuses y camiones. Para las motocicletas, la ayuda oscila entre 1.500 y 2.000 euros.

Los puntos de venta que deseen adherirse al Movea tendrán que aplicar un descuento adicional mínimo de 1.000 euros para todos los vehículos, excepto cuadriciclos (150 euros) y motos (sin descuento).

En el caso de que el vehículo sea eléctrico, el punto de venta deberá comprometerse a facilitar la instalación de un punto de carga.

El programa entra en vigor desde su publicación en el BOE y finalizará el 15 de octubre de 2017 o hasta que se agoten los fondos disponibles

Primeras reacciones

La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción, Faconauto, ya se ha pronunciado al respecto, valorando positivamente la aprobación del Plan MOVEA. La patronal de concesionario considera que esta es la línea a seguir si España quiere generalizar el uso de los coches movidos con combustibles alternativos. Sin embargo, ha advertido que la evolución de los vehículos de combustibles alternativos no tendrá en los próximos años el desarrollo esperado. Así, según sus estimaciones, en 2020 sólo contabilizarán unas 43.900 ventas, lo que supondrá el 3,6% de las matriculaciones totales en nuestro país. Esta previsión hace difícil cumplir con la estimación que el Gobierno hacía de contar en 2020 con una parque de vehículos propulsados con este tipo de combustibles de 480.000.

Desde Anfac, valoran también positivamente la puesta en marcha de la nueva edición de este plan. Incentivar la compra de vehículos con tecnologías alternativas redundará, en primer lugar, en una mejora de la calidad del aire de nuestras comunidades. Además, contribuirá a incrementar la cuota de mercado de este tipo de vehículos movidos por energías alternativas. Hoy esta es apenas de un 0,5% sobre el total del mercado, alejada de lo que sería deseable y de la que tienen otros países europeos.

Fuente: autopista.es


¡Sí, los SUV están de moda, y lo sabes!

Nada menos que 27 millones de SUV se vendieron en el todo el mundo en 2016, lo que supone el 26 por ciento del total de automóviles. En España, la cuota de matriculaciones es del 33,4 por ciento, ¡a los españoles nos gustan (y mucho) los SUV!

Cuál fue el primer SUV en llegar al mundo automovilístico? La discusión puede ser larga, pues depende, en muchos casos, de lo que cada uno considere por un SUV y dónde se establezca el límite con los más especializados todoterreno.

Lo que es indiscutible es que este tipo de vehículos está de moda, así que te invitamos a conocerlos más a fondo y participar en el Test The Best SUV los próximos días 16, 17 y 18 de junio en Las Rozas, Madrid. Podrás probar gratis más de 100 coches de quince marcas diferentes. Hasta que llegue el momento, aquí tienes unos cuantos datos curiosos sobre los SUV.

El primer SUV, en 1935

La mayoría de voces establecen al Chevrolet Suburban de 1935, sólo con tracción trasera, como el primer coche lúdico para toda la familia (tenía ocho plazas) y con posibilidades de uso en todo tipo de firme.

El Chevrolet Suburban era de acero (de barco no, pero casi) y era muy polivalente: se le podían quitar los asientos traseros para convertirlo en un vehículo de carga.  Aún el nombre de Suburban se emplea al igual que otros míticos como el de Cherokee, Land Cruiser o Range Rover.

Los SUV en cifras

- El segmento SUV no va precisamente despacito: se esperan vender 42.000.000 unidades en todo el mundo en 2031.

- El SUV que más vende en todo el mundo es el Honda CR-V: 752.670 unidades se comercializaron en 2016. Le sigue el Toyora RAV4 con 723.988 unidades y el Hyundai Tucson, con 639.053.

- La media ideal, 20 centímetros. No te despistes, hablamos de la altura libre al suelo que consideramos aceptable para unas buenas aptitudes todoterreno.

- El todoterreno de tracción total más asequible del mercado español es el Suzuki Jimny: te puedes llevar uno a casa por 13.695 euros.

- ¿Y cuál es el SUV más caro que se vende en España? El Mercedes G65 AMG, con una tarifa de 310.950 euros.

- Si hablamos de ahorrar combustible, también tenemos un SUV ganador. Se trata del Peugeot 2008 1.6 BlueHDI-100 4x2, con 4,36 litros a los 100km de consumo medio obtenido por el Centro Técnico de Autopista.

- ¿Despegamos? 284Kilómetros a la hora es la velocidad máxima del Porsche Cayenne Turbo S de 570 CV, que acelera de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y tiene una tarifa en España que parte de los 195.034 euros.

- Pregunta técnica: ¿cuál debe ser el recorrido de suspensión a partir de la que consideramos que un SUV puede tener óptimas cualidades para rodar por firmes complejos en campo? Respuesta: 28 centímetros.

Fuente: autopista.es


La Policía alerta del timo del retrovisor: ¡precaución!

Los Mossos d’Escuadra han alertado de la generalización de una estafa en la que un hombre se hace pasar por trabajador de la compañía de seguros de una de las personas implicadas en el accidente.

Los Mossos d’Escuadra (la Policía de Cataluña) ha avisado por Twitter del llamado timo del retrovisor. Esta práctica se está generalizando en España, por lo que las fuerzas policiales han explicado su funcionamiento y han recordado cuáles son los pasos a seguir en caso de que nos veamos envueltos en una situación similar.

En el timo del retrovisor, el “modus operandi” es el siguiente: una persona provoca un pequeño accidente con la víctima que parece fortuito. En él, el retrovisor queda dañado y el estafador trata de poner nervioso al conductor del vehículo asegurando que la culpa ha sido suya y apremiándole para comenzar lo más pronto posible los trámites del seguro porque se tiene que ir a su país. El estafador obliga al conductor a que sea él el que tome las acciones oportunas con su compañía de seguros.

En la confusión, aquel que ha ocasionado el accidente le cede el teléfono a la víctima asegurándole que ha encontrado antes que él el número de teléfono de la compañía de seguros del conductor. Cuando éste cree que está hablando sobre su póliza, un compinche al otro lado de la línea se hace pasar por un trabajador y le asegura que debe pagar entre 1.500 y 2.000 euros en efectivo para que todo quede resuelto, ya que los trámites entre países son largos y farragosos. Para tranquilizarle, el falso trabajador le asegura que más adelante la compañía le ingresará la misma cantidad en su cuenta bancaria.

El timo del retrovisor busca, en la mayor parte de las ocasiones, a conductores de edad avanzada y tratan de poner lo más nervioso posible a éstos con la única intención de que accedan a pagar la cantidad establecida.

Tomarse las cosas con calma

Los Mossos d’Escuadra recomiendan algo muy sencillo: usar el sentido común. Si nos encontramos en esta situación, lo primero que debemos hacer es tranquilizarnos y comenzar los trámites tal y como lo haríamos en cualquier otra situación, llamar por nosotros mismos al seguro y no hacer ningún pago que se salga de los procedimientos habituales de nuestra compañía.

Fuente: autopista.es