Mes: julio 2017

Delitos contra el tráfico, más de 55.000 conductores pierden el permiso

Los conductores condenados por delitos contra la seguridad vial bajan en 2016, alcohol y drogas ocupan el primer lugar, y la mayoría de los casos se resuelve por juicios rápidos.

Los delitos contra la seguridad vial mantienen muy ocupados a los jueces españoles. Una de cada tres sentencias dictadas por los tribunales en 2016 lo era por este motivo, 80.831 en total. Eso sí, suponen casi un 3 por ciento menos que en 2015. Y la mayor parte del total, más del 80 por ciento se hace a través de juicios rápidos. Alrededor del 90 por ciento de las condenas son dictadas de conformidad con el implicado, con cumplimiento inmediato.

Además, en 2016, se dictaron más de 55.000 penas de privación del derecho a conducir y más de 2.000 pérdidas de vigencia. Al mismo tiempo, los tribunales españoles dictaron más de 27.954 penas de trabajos en beneficio de la comunidad.

Por Comunidades Autónomas, el mayor número de condenas por delitos contra la Seguridad Vial tuvieron lugar en Cataluña, con más de 14.600, seguida de Andalucía, con casi 14.000, Madrid con más de 10.700 y Comunidad de Valencia a con poco más de 10.000.

Pero, ¿cuáles son los delitos contra la seguridad vial más numerosos? La conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, sin duda. El año pasado se dictaron más de 50.500 sentencias por delitos relacionados con el alcohol y las drogas si bien se ha producido un descenso en relación con años anteriores pasando de las 58.600 de 2014, a las 52.523 de 2015 y a las mencionadas 50.500 de 2016.

Ahora bien, la mayoría de los automovilistas que conducen con más alcohol del permitido o con la presencia de drogas son castigados por vía administrativa. Así en torno al 62 por ciento de los expedientes lo son por vía administrativa. En 2016 hubo 102.818 por vía administrativa y solo 61.177 por vía penal.

Bartolomé Vargas, Fiscal Coordinador de Seguridad Vial nos hablaba de la dificultad que existe para lograr castigar por vía penal a los conductores que conducen habiendo consumido drogas ya que en el caso del alcohol, el límite es claro, el Código Penal estipula una tasa, (superior a 0,60 mg en aire espirado por litro), pero en el caso de las drogas no existe esta tasa al ser sustancias muy heterogéneas. Sólo se castiga como delito conducir “bajo la influencia de drogas”. Algo que tiene que quedar probado. Así, en el caso de que se vean implicados en accidentes es más fácil, pero sí es complicado en el caso de controles preventivos o incluso por infracción. Así de los 2.270 positivos por infracción solo se instruyeron 21 diligencias penales y de los 22.000 positivos en controles preventivos solo se instruyeron 16.

Respecto al resto de delitos, la conducción sin permiso también muestra un elevado número de acusaciones y sentencias, más de 25.600, cifra similar a las de los últimos años, seguida de la negativa a someterse a las pruebas de detección de alcohol o drogas, en 2016 hubo 2.384 sentencias por no someterse a las pruebas de detección de alcohol o drogas, levemente inferior a la de 2015, seguidas de conducción temeraria, 1.661. Los excesos de velocidad suponen solo el 1 por ciento de las sentencias pro delitos contra la seguridad vial en España.

Fuente: autopista.es


¿Cártel de fabricantes de coches alemanes? La UE ya lo investiga

Según informa Der Spiegel y las agencias Reuters y Europa Press, la UE ya investiga un presunto cártel de fabricantes alemanes donde hasta cuatro famosas marcas estarían implicadas.

La noticia acaba de saltar este fin de semana, después de conocer entre el jueves y el viernes los sorprendentes anuncios de Daimler y Audi de revisión de miles de sus coches Diesel. La Comisión Europa, según informan las agencias Reuters y Europa Press, estaría ya investigando la presunta existencia de un cártel de fabricantes alemanes de vehículos a motor en colaboración con las autoridades germanas competentes.

“Es prematuro aún especular más allá”, ha confirmado en la tarde de este sábado la Unión Europea, pero “la Comisión y la Bundeskartellamt han recibido información sobre esta materia que ya está siendo evaluada”, en declaraciones que recogen las agencias de noticias. Esta información se ha conocido después de que, el propio viernes, la revista germana Der Spiegel asegurara en un informe que Volkswagen, BMW, Audi y Porsche podrían haber llegado a un acuerdo para fijar los precios de los sistemas de tratamiento de emisiones de sus coches Diesel, a través de comités industriales secretos. La revista informa de que alrededor de 200 empleados de estas compañías se podrían haber reunido en unos 60 comités para discutir aspectos relacionados con el desarrollo de vehículos, frenos, motores Diesel y gasolina, cajas de cambio y sistemas de tratamiento de los gases de escape.

Der Spiegel asegura también que los fabricantes alemanes debatieron sobre la elección de los proveedores para la fabricación de sus vehículos y también sobre el precio de las piezas. Incluso podrían haber analizado costes de los sistemas de tratamiento de los gases con AdBlue en los motores Diesel. La revista incluso apunta a la puesta en común del tamaño de los depósitos de este líquido, acordando supuestamente el uso de uno de pequeño tamaño en lugar de otras de mayor volumen que barajaban.

De momento en investigación, si se confirmara la existencia de un posible cártel entre fabricantes la Unión Europea contempla importantes sanciones. Las multas por este tipo de prácticas podrían alcanzar hasta el 10 por ciento del volumen total de negocio a nivel global. Veremos en que acaba la investigación.

Fuente: autopista.es


La UE pide explicaciones a España por no multar por el Dieselgate

Bruselas pide más información a España por no multar a la compañía Volkswagen por el caso de los motores con software trucados que servían para falsear las emisiones de sus vehículos.

La Comisión Europea ha solicitado al Gobierno español información exhaustiva y detallada que aclare las razones por las que no se ha sancionado a Volkswagen por el fraude de los motores trucados en algunos de sus vehículos. Recordemos que en diciembre del pasado año, Bruselas abrió un expediente a España, Alemania, Luxemburgo y Reino Unido por este motivo y tras evaluar las respuestas que han dado estos países, se ha decidido pedir más explicaciones. Con esta decisión, la Comisión Europea concede más tiempo a España y al resto de países afectados para dar explicaciones por su gestión del escándalo del fraude en las emisiones contaminantes. Si finalmente Bruselas no da por buena las respuestas de estos países, podrá seguir adelante con el expediente que, en última estancia, podría llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Asimismo, el Ejecutivo Comunitario ha pedido a Grecia que detalle el sistema nacional de sanciones creado en línea con las exigencias de la legislación de la UE para la homologación de este tipo de vehículos.

Fuente: autopista.es


La huelga indefinida de examinadores de tráfico, cada vez más probable

El pasado viernes el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto para convocar más de 500 plazas de examinadores antes de que finalice 2017. Con esta solución se pretendía dar respuesta a las reclamaciones de este colectivo, que lleva meses pidiendo que se aumente la plantilla para afrontar la carga de trabajo y un incremento de sueldo. Sin embargo, los examinadores no están de acuerdo y amenazan con huelga indefinida en septiembre.

507 plazas no resuelven el conflicto

La Asociación de Examinadores de Tráfico (Asextra) considera que las 507 plazas que la Dirección General de Tráfico convocará “no nos afecta para nada, no resuelve los problemas actuales, ni siquiera de la DGT. Al contrario, no se ha conseguido lo que nosotros pedimos, que no es más que el cumplimiento de los acuerdos de 2015”, ha declarado Mari Carmen Castro, portavoz de Asextra, a Europa Press.

Desde abril, el colectivo de examinadores de Tráfico lleva denunciando activamente un exceso de trabajo y una plantilla mermada. Dependientes de la DGT, ésta está oficialmente formada por 756 funcionarios pero, según datos de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE), son 619 los trabajadores en activo, si se tienen en cuenta variables como las vacaciones y las bajas de larga duración.

El reciente anuncio de oferta de empleo público es, a ojos de los examinadores “a largo plazo. Los nuevos funcionarios no estarán de verdad operativos hasta 2019”, critica Castro. Además, el anuncio del Gobierno de crear una nueva especialidad de examinadores tampoco convence al colectivo, “tendrá un rango inferior a una categoría y es únicamente para los funcionarios que entran”, puntualiza.

Un complemento para “dignificar” la profesión

Otra de las reclamaciones de los examinadores es un aumento del complemento específico de los examinadores para hacer más atractiva esta actividad y que empiece a compensar estar tanto tiempo en la calle frente a otras profesiones de la Jefatura de Tráfico. Asextra reclama la “dignificación” de su profesión.

Según Gregorio Serrano, director de la DGT, “Tráfico ha cumplido todos y cada uno de los acuerdos firmados en 2015, incluido el que hacía referencia a dar traslado al Ministerio de Hacienda de la petición de incremento salarial del complemento específico, puesto que la DGT no tiene competencia para poder realizar esta subida”.

Además, Serrano ha puntualizado que, pese a que a la DGT no le compete, no es posible hacer una subida salarial unilateral porque no se puede hacer una modificación en exclusiva y al margen de otros colectivos, suponiendo un agravio comparativo con el resto del personal, tanto de la DGT como de la Administración General del Estado.

Para el Gobierno el tema de los salarios ya está resuelto con la creación de una nueva escala, la C1, para las nuevas plazas convocadas. De esta forma, aseguran, el 60 por ciento de los examinadores actuales subirá de categoría y sueldo. Sin embargo, según denuncia Asextra, “sólo afectará a los que vayan a promocionar de un grupo inferior, pero es que la mayoría ya somos del grupo superior”.

Con esta situación, los examinadores mantendrán su huelga y la convertirán indefinida a partir de septiembre; “de momento no hay ningún movimiento de la DGT”, deja claro Castro. Veremos cómo queda todo y si, a la vuelta de las vacaciones, se produce el caos en las Jefaturas Provinciales de Tráfico por falta de examinadores para los aspirante al carné de conducir.

Fuente: autopista.es


Con los salarios actuales… ¿te puedes permitir un coche nuevo?

Un estudio demuestra que, en ocho de 25 ciudades de Estados Unidos, sus ciudadanos tienen problemas para poder comprar un coche nuevo.

Hace unos días recibíamos unas quejas en Facebook acerca de las complicaciones para hacerse con un coche nuevo, teniendo en cuenta el nivel actual de los salarios en nuestro país. Hoy nos llega un estudio de Estados Unidos en el que se concluye que las dificultades para comprar un coche nuevo han crecido en comparación a los últimos 35 años.

Bankrate, una empresa especializada en préstamos bancarios, ha analizado la situación de 25 ciudades, con la conclusión de que sólo en una (Washington D.C) es asequible comprarse un coche nuevo. En el resto de ciudades, hacerse con un coche nuevo representa un importante sacrificio en la economía familiar.

La regla del 20/4/10

El Car Affordability Study (Estudio sobre la accesibilidad a los coches) se basa en una regla que Bankrate ha denominado la del 20/4/10. Para estimar de media cuánto puede gastar un ciudadano en cada una de las 25 urbes analizadas, los creadores del estudio han dispuesto los siguientes parámetros: poder pagar al menos el 20 por ciento del vehículo desde el inicio, pedir un crédito de cuatro años y que los gastos derivados de las letras, impuestos y uso del vehículo sea menor al 10 por ciento de los gastos familiares anuales.

Teniendo en cuenta esta fórmula y cruzándola con los salarios medios de cada ciudad, se ha obtenido el dinero que puede permitirse cada ciudadano en su coche nuevo y la diferencia que hay entre el coste de éste y la media de precio en el mercado.

Según estos datos, Washington D.C. es la ciudad en la que hacerse con un coche es más accesible. Para la media de sus habitantes, un coche asequible sería aquel que costara 37.233 dólares, casi un 12 por ciento más del precio medio de mercado. Sin embargo, en el resto de casos, todas las ciudades analizadas están por debajo de la media.

Las mejores y peores ciudades para comprarse un coche

San Francisco, Boston y Seattle son las siguientes ciudades en la lista como las mejores para comprar un coche. En San Francisco, un ciudadano puede gastarse en un coche hasta 32.286 dólares sin suponer un sobre esfuerzo a su economía casera, 30.863 dólares en el caso de Boston y 26.771 dólares en Seattle. Sin embargo, estos precios están hasta un 19,51 por ciento por debajo de la media de mercado en el caso de Seattle.

La peor parte se la llevan Miami y Detroit. En estas ciudades, sus habitantes sólo pueden permitirse  vehículos que ronden los 13.576 dólares en el primer caso y 13.912 en el de Detroit. Esto lleva a una diferencia de 59,18 por ciento y 58,17 por ciento, respectivamente, si tenemos en cuenta el precio medio de los vehículos que se pueden obtener en dichas urbes.

Crecen los coches de segunda mano

Vistos los datos arrojados por este estudio, no es raro que cada vez haya más personas interesadas por hacerse con un vehículo de segunda mano. Según los creadores de este estudio, está situación en Estados Unidos es un problema nacional. Según sus cálculos, en los últimos 35 años, el precio de los coches nuevos ha crecido un 35 por ciento y el de los coches de segunda mano un 25 por ciento. Sin embargo, en el mismo periodo de tiempo, el poder adquisitivo de una familia media apenas ha crecido en un 3 por ciento, lo que lleva a un menor número de ventas de coches y a una apuesta cada vez mayor del mercado de segunda mano.

En España no hemos encontrado estudios similares, pero las cifras de los últimos años sí arrojan conclusiones parecidas. Las matriculaciones de vehículos nuevos se han frenado desde la desaparición del Plan PIVE, el cual nació con la intención de renovar el parque automovilístico español subvencionando parte del coste del vehículo nuevo. Por el contrario, el número de compradores de coches de segunda mano sí crece. Según Faconauto, en 2016 se vendieron un12,3 por ciento más de coches usados que en 2015, a lo que hay que sumar que, de ellos, el 55 por ciento eran coches con más de 10 años de antigüedad.

Fuente: autopista.es