Mes: noviembre 2017

Nueva sentencia: las víctimas de accidentes recibirán indemnizaciones más justas

Una reciente sentencia ha abierto la puerta para que las víctimas de accidentes de tráfico reciban indemnizaciones más justas y correspondientes a los daños sufridos.

El baremo actual que regula las indemnizaciones por accidente de tráfico tiene los días contados. El reciente Auto dictado en apelación a la Sentencia 265/2015 del Juzgado de 1ª Instancia nº 90 de Madrid desestima la petición de la aseguradora de calificar la lesión según el artículo 135, otorgando mayor cobertura a las víctimas de accidentes de tráfico. Se abre de esta forma una puerta para que los lesionados reciban la indemnización correspondiente a los daños sufridos.

Hasta ahora, gracias al conocido artículo 135 que establecía una serie de nexos que debían cumplirse en los accidentes leves y de baja intensidad, las aseguradoras se aprovechaban para intentar no pagar por las lesiones cervicales leves de ellas derivadas. Por ejemplo, acudir a urgencias días después del accidente, o no seguir el criterio cronológico de recibir atención durante las primeras 72 horas, eran motivo para indemnizar con una cuantía inferior a la debida.

Los abogados especialistas en indemnización por accidente consideran necesario diferenciar los traumatismos cervicales menores, que se mencionan en el artículo 135 y que suelen aplicar las aseguradoras, de los esguinces cervicales o síndrome del latigazo cervical que se regulan de forma distinta, y donde se observa que la musculatura paravertebral en región cervical está contracturada, recomendando la utilización de un collarín cervical además de la medicación correspondiente.

Casos como este último, que obliga a la aseguradora a pagar al lesionado la cuantía exacta debida por el daño sufrido, han servido para que las aseguradoras vayan tomando conciencia de que el artículo 135 no es aplicable a cualquier caso. Así, las víctimas de accidentes de tráfico podrán reclamar las indemnizaciones reales siempre que puedan objetivar sus lesiones.

Fuente: autopista.es


Europa pide que la frenada automática de los coches sea obligatoria

El Parlamento Europeo quiere cortar los accidentes de tráfico y acordó una serie de medidas "salvavidas", entre las que se incluyen la implantación obligatoria de sistemas de frenado automático en los coches.

Los fabricantes de coches se adelantaron en 2016, anunciando que la incorporarían voluntariamente en 2022 la frenada automática de emergencia de serie en sus modelos europeos. Ayer el Parlamento Europeo ha querido dar una paso más, en su intención de reducir las víctimas de accidentes de tráfico, integrando un paquete de medidas de seguridad de deberían incorporar en el futuro los vehículos.

Entre los dispositivos de seguridad que pide Europa, se encuentra lo que denominan "Asistente Inteligente de Velocidad". Este tipo de tecnología, en la que el conductor puede sobrepasar el límite de velocidad si lo desea, ya las emplean diversos fabricantes europeos, incluyendo aviso de las señales de stop y semáforos. Algunos modelos ofrecen la posibilidad ya de ajustar automáticamente la velocidad del control de crucero a las limitaciones impuestas por la vía o por las señalización variable. En nuestra experiencia, aún requieren una mejor cartografía para evitar esos errores en la determinación de la velocidad de la vía (notables en casos como la M-30 de Madrid). Respecto a la frenada de emergencia, requiere a la Comisión que haga obligatorio en coches y vehículos pesados el reconocimiento de peatones, motos y bicicletas para la activación automática.

El informe del Parlamento también exige nuevos requisitos dimensionales, no sólo en coches, sino también en furgonetas y camiones, para permitir una mejor visibilidad de peatones y ciclistas, pensando especialmente en un entorno urbano.

Algunas organizaciones, como el European Transport Safety Council propugnan una acción más rápida en la implantación de estas medidas (se espera que antes de marzo de 2018 la Comisión presente sus propuestas para la aprobación por los Estados Miembro). ETSC también pide un mayor foco en la protección de los más vulnerables, ciclistas y peatones. Según sus conclusiones, las mejoras de seguridad en los vehículos desequilibra el balance de víctimas hacia los otros usuarios de la vías.

Haciendo notar que muchos ciclistas no observan las normas, se llama a la Comisión a buscar propuestas que las permita integrarse mejor en el tráfico y, respecto a las bicicletas eléctricas, examinar sus requerimientos de seguridad y tener en cuenta su subsidiariedad. Para las motocicletas, se solicita a la Comisión que en 2019 integren la llamada de emergencia eCall.

También se llama a la Comisión a hacer obligatorios los sistemas de monitorización directa de la presión de los neumáticos, por sus implicaciones con la seguridad, el consumo y las emisiones. La mayoría de los fabricantes han optado por sistemas indirectos, mediante comparación de la velocidad de cada rueda a través de los captadores del ABS.

Fuente: autopista.es


El CEO de Ford asegura que los “coches tontos” morirán pronto

Y sólo los “coches listos” sobrevivirán. Las carreteras conectadas serán las causantes de esta selección intelectual de los vehículos.

El CEO de Ford, Jim Hackett, cree que en los próximos años la manera de entender la movilidad será totalmente diferente. “El futuro para Ford no es equivalente a tener que renunciar al automóvil”, ha manifestado Hackett en la Cumbre de Directores Generales de Michigan en Detroit (EE.UU), y ha añadido que más pronto que tarde “no habrá coches tontos en las carreteras”.

Para Hackett “coches tontos” son prácticamente el cien por cien de los automóviles que actualmente circulan por las carreteras. A medida que las carreteras se conecten, que intercambien datos con los vehículos, sólo sobrevivirán los modelos “inteligentes”, los únicos capaces de circular ya que se les exigirá tener una capacidad intelectual para hacerlo.

Tan convencido está su teoría que Hackett está presionando a Ford para que cambie su mentalidad como compañía e invierta en los vehículos conectados, autónomos y eléctricos. "Tenemos que evolucionar para ser cada vez más inteligentes", considera Hackett, “hay que ser capaces de pensar en un coche como si fuese un ordenador con ruedas”.

Fuente: autopista.es


Esto te interesa: 10 cosas que no cubre el seguro del coche

La póliza del seguro de un coche también tiene letra pequeña y no cubre todas las incidencias que puedas tener. Aquí tienes las 10 cosas más comunes por las que el seguro de tu coche no se hará cargo.

La letra pequeña... esa gran desconocida que el común de los mortales no se suele leer. En el caso de los seguros de los coches, éstos cuentan con multitud de pólizas con diferentes y amplias coberturas. Sin embargo, hay algunas excepciones e incidencias de las que el seguro de un automóvil no se hará cargo. Te las detallamos.

1.- Desastres naturales y meteorológicos

Tu seguro no responderá si, por ejemplo, tu coche se ve arrastrado en una riada o un árbol le cae encima por fuertes rachas de viento. Sin embargo, el Consorcio de Compensación de Seguros sí se hará cargo de los posibles desperfectos de tu vehículo y de, incluso, una indemnización por una declaración de siniestro total.

Algo similar ocurre si se da la circunstancia de que tu coche sufre daños por un atentado terrorista o por operaciones militares en tiempos de paz.

2.- Circular con la ITV caducada y tienes un accidente

Llevar la ITV caducada es motivo para que tu seguro no te dé cobertura si te ves involucrado en un accidente y eres culpable. Otra cosa es que tu vehículo resulte afectado pero no haya sido el causante o se demuestre que el no haber pasado esta revisión no ha tenido nada que ver con que el siniestro; en estos casos, la aseguradora debe de hacerse cargo.

3.- Exceder el número de pasajeros o la carga

La ficha técnica del vehículo recoge con exactitud la tara máxima que éste admite y el número de pasajeros que pueden viajar en él. Si sufres un accidente y se constata que has incumplido con estas normas, el seguro rechazará darte cualquier cobertura, ya sea por desperfectos en el vehículo o por daños que hayan sufridos sus ocupantes.

4.- Menor de 25 años

Los menores de 25 años han de estar declarados en la póliza como conductores, aunque el uso que hagan del coche sea ocasional. En caso contrario, si tienen un accidente el seguro queda exonerado de cualquier responsabilidad; y no sólo eso: el responsable será el propietario de ese vehículo, que deberá responder de cualquier daño a título personal.

5.- Conducir por vías sin pavimentar/asfaltar

El seguro del coche sólo se hace responsable de las incidencias que tengas en vías convencionales aptas para la circulación de vehículos. Por lo tanto, están excluidos los caminos sin asfaltar, entre otros. Si te vas a dedicar a transitar por lugares atípicos, contrata una póliza que te proporcione esta cobertura y así también podrás acceder a la asistencia correspondiente en caso de necesitarla.

6.- Accidente entre familiares

Las aseguradoras no suelen cubrir los partes que reflejan un accidente entre conductores con un vínculo familiar. El motivo no es otro que evitar la picaresca de declarar un siniestro ficticio para que el seguro se haga cargo de los arreglos. En estas excepciones, en muchos casos, también se contemplan situaciones presumiblemente irregulares, como que los declarantes sean vecinos.

7.- Conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol

Es obvio que si tienes un accidente por conducir yendo bebido o drogado la aseguradora no va a responder de tus actos y sus consecuencias. Además, deberás hacer frente a las sanciones adheridas a este tipo de conductas.

8.- Conducir sin carné

El carné es el documento que te capacita para conducir y sin él no hay seguro de coche que valga. Aunque figures en el contrato como propietario del vehículo, carecer de la licencia es motivo suficiente para que no te den cobertura alguna. En este apartado también se incluye el tener el carné retirado por pérdida total de puntos o el que esté caducado.

9.- Accesorios o equipamiento no declarado

Al contratar un seguro tienes que facilitar todos los datos del coche: marca, modelo, motorización y versión. La versión hace referencia expresa a lo que el vehículo lleva de serie como equipamiento, debiendo reflejar de manera clara lo que hayas añadido de más. En caso de accidente, el seguro única y exclusivamente responderá de lo que esté especificado en el contrato. Si te gusta el tuning, lo mejor es que contrates un seguro específico: uno convencional no te dará cobertura o no te saldrá a cuenta.

10.- Robo del coche por dejar las llaves puestas

La cobertura de robo puede estar o no incluida en la póliza con las consecuentes limitaciones. Sin embargo, dejarse el coche con las llaves puestas —o con cualquier otro dispositivo que permita arrancar y circular— y que te lo roben se considera un hurto y, por tanto, al margen de lo que hayas contratado, la compañía de seguros no lo cubrirá.

El seguro tampoco se hace cargo del robo de los objetos que haya dentro del vehículo, con independencia de cómo hayan accedido a ellos.

Fuente: autopista.es