Un estudio que ha comparado el coste medio de las reparaciones más habituales, revela que se pueden llegar a dar diferencias de hasta 206 euros entre una marca y otra.

Cuando un conductor compra un coche asume que, más tarde o más temprano, acabará visitando al mecánico ya sea para una revisión rutinaria o la reparación de una avería. Y eso afecta a todos los vehículos por igual, independientemente de la fiabilidad del modelo o de si se trata de uno de alta gama u otro más económico.

Y si en algo lo nota el conductor es en su bolsillo, pero dependiendo de la marca del coche la factura será más o menos elevada. Autingo, la plataforma para calcular el presupuesto de una reparación y reservar cita online en talleres de toda España, ha realizado un estudio en el que revela cuáles son las firmas automovilísticas con el coste más caro y más barato a la hora de pasar por el taller.

Para ello, la compañía ha tomado como referencia las tres intervenciones más habituales en los centros mecánicos, según sus datos, y ha calculado a través de su plataforma el coste promedio de cada marca para cada uno de estos servicios. Los datos revelan que se pueden llegar a dar diferencias de hasta 206 euros para una misma intervención.

El coste de las reparaciones más habituales

Uno de los servicios más habituales en los centros mecánicos es el cambio de las pastillas de freno. En este caso, Jaguar se alzaría como la marca más cara ya que su coste medio para esta intervención giraría en torno a los 110 euros, seguido de los todoterreno de Jeep y los SUV de Ssangyong con un importe que ronda los 84 y 83 euros, respectivamente. Por el contrario, los propietarios de un Dacia, un Renault o un Mazda serían los que menos tendrían que desembolsar por esta intervención al presupuestar su reparación en unos 59 euros de media.

Si de lo que se trata es de sustituir el kit de embrague, de nuevo Jaguar es la más cara alcanzando los 682 euros. Esto supondría más de 200 euros de diferencia con respecto a la marca más barata que en este caso sería Hyundai con un coste medio de 476 euros. A Jaguar le seguirían en segunda y tercera posición Ssangyong y Renault como marcas con el coste más elevado. El presupuesto medio para la coreana sería de 663 euros mientras que para el fabricante francés oscilaría en torno a los 647 euros.

En cuanto a la sustitución de los amortiguadores delanteros, los vehículos de alta gama son los que dejan una mayor huella en la economía de sus propietarios. Así, Lexus lideraría el ranking de los más caros a la hora de realizar esta intervención con un coste medio de 340 euros. Le seguirían Jaguar y BMW muy de cerca pues el presupuesto en estos casos ronda los 310 y 304 euros respectivamente. En el lado contrario, Dacia y Fiat son las marcas más económicas en esta ocasión, con un coste medio de 178 euros.

Fuente: autopista.es