Cuando sólo quedan dos meses para cerrar el año, el mercado de vehículos de ocasión ha alcanzado ya las 1,8 millones de unidades comercializadas.

El mercado de vehículos de ocasión continúa su tendencia al alza y en el acumulado del año muestra un crecimiento superior al 10%, con más de 1,8 millones de turismos de segunda mano comercializados, cuando faltan más de dos meses para el cierre del ejercicio.

Según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), el ratio actual es de 1,6 ventas de coches de ocasión por cada vehículo nuevo, aunque todavía está “lejos” de otros países europeos.

Los valores residuales, por el contrario, sufren una tendencia más negativa, que se mantendrá en los próximos meses, según Ganvam. En este contexto, la asociación destaca que los más perjudicados serán los vehículos Diesel usados.

Según un estudio de evolución de precios elaborado por Ganvam y Eurotax, el valor residual medio en porcentaje de un coche de dos años es del 64,2%, solo 0,2 puntos inferior al último dato reportado en junio. Sin embargo, el valor promedio en euros al cierre de septiembre ha descendido hasta los 17.734 euros, 531 euros menos que en junio y 875 menos que en abril.

 “Estos pequeños ajustes a la baja reflejan la caída que están sufriendo los valores residuales de los Diesel en el mercado, motores que todavía cuentan con un peso muy importante en este tramo de edad”, resalta la asociación.

Caída de los vehículos Diesel

Por su parte, en el caso de los coches usados de cinco años, el valor promedio es, al cierre de septiembre, de 13.816 euros y del 46,6% en porcentaje. “Se percibe en el total el efecto de la caída de los vehículos con motorización Diesel, ya que gran parte de las flotas que las compañías de renting tienen que colocar en el mercado, principal fuente de los coches de esta edad, cuentan con esa motorización”, matiza Ganvam.

En lo referente a los vehículos de siete años, al ser un segmento que se alimenta principalmente de los vehículos que vuelven al mercado procedentes de usuarios particulares, sus precios se encuentran “muy condicionados” por lo que ocurre con los coches de menor edad, especialmente los de entre cuatro y cinco años, que proceden principalmente del renting.

El segmento de los vehículos de siete años logró superar la barrera de los 10.000 euros a comienzos de año, llegando incluso a los 10.800 en los meses de febrero y julio. A lo largo de 2018, sus valores han mostrado ligeras variaciones, pero manteniendo cierta estabilidad general y sin caer a los niveles de años anteriores.

Por último, los coches de once años son los que se ven menos afectados por la tendencia “ligeramente” negativa del mercado en este último trimestre. Su valor residual medio en euros es de 5.107 euros, “muy similar” al de junio. El valor promedio en porcentaje, del 19,1%, se encuentra 0,1 puntos por encima del de junio y, en cualquier caso, es dos puntos superior al 17% con el que cerró el año 2017.

Fuente: autopista.es