Mes: abril 2019

El efecto pantalla: te decimos cómo evitar este gran peligro con tu coche

El efecto pantalla: te decimos cómo evitar este gran peligro con tu cocheAl volante, muchas son las situaciones de peligro que te puedes encontrar, ya sea por el propio estado de la carretera o por las posibles condiciones climatológicas. En este aspecto, te explicamos qué es el efecto pantalla y cómo lo puedes evitar.

Asfalto en mal estado, lluvia, grandes charcos, conductores imprudentes… son tantas y tantas las situaciones peligrosas que los conductores se pueden encontrar al volante que conviene extremar la precaución en cada instante. En este sentido, te contamos qué es el efecto pantalla, otro de los peligros que nos podamos encontrar cuando conducimos.

En días con mucho viento, es cuando nos podemos encontrar con el efecto pantalla, que puede producirse a la salida de un túnel o cuando se termina de adelantar a un vehículo de grandes dimensiones (un camión o un autobús). En este tipo de casos –en un túnel o en el momento de adelantar-, el vehículo queda “protegido” por el efecto pantalla que produce el vehículo de grandes dimensiones o el túnel. Una vez que se sale del túnel o cuando se termina de adelantar al vehículo de grandes dimensiones, es el momento en el que hay que extremar la precaución, puesto que el efecto pantalla termina y el viento puede golpear con fuerza y de manera lateral nuestro vehículo. En estos instantes, conviene estar preparado y sujetar con firmeza la dirección del coche ante la posible sacudida lateral que se pueda experimentar.

Al salir de este efecto pantalla, la sacudida lateral tras adelantar al camión o al autobús puede enviarnos a la mediana, muro o guardarraíl que delimita los sentidos de los carriles de una autopista o de una autovía. En el caso de la salida de un túnel, el efecto del fuerte viento puede ser aún más impredecible y peligroso, puesto que no se sabe exactamente la dirección en el que sopla.

Así que ya sabes: para evitar los posibles efectos peligrosas que pueda provocar esa sacudida lateral que se produce cuando termina el efecto pantalla, lo mejor es mantener la concentración y sujetar con firmeza y decisión el volante de nuestro coche.

Fuente: autopista.es


Los coches eléctricos bajarán sus precios e igualarán a los gasolina y diésel

Los coches eléctricos bajarán sus precios e igualarán a los gasolina y diésel

Las últimas previsiones apuntan a que en 2022 los precios de los coches eléctricos serán similares a los vehículos impulsados por motores “convencionales” diésel y gasolina. Aquí tienes todos los datos.

La autonomía aún escasa como vehículo para usar en cualquier momento y en cualquier circunstancia y el alto precio de comercialización siempre han sido dos de los principales inconvenientes a los que se han tenido que enfrentar los coches puramente eléctricos (la escasez de puntos de recarga es otro de los retos a los que se enfrenta este tipo de automóviles). Pues bien, la última previsión al respecto realizada por la web especializada en economía y energía Bloomberg Energy apunta a que en 2022 los precios de los vehículos eléctricos se igualarán a los impulsados por un motor “convencional” de combustión, es decir, por los tradicionales diésel y gasolina.

En su último informe, este portal de internet especializado explica que el principal argumento que permitirá la bajada de precios de los coches eléctricos es el desarrollo de baterías cada vez más baratas de producir.

La anterior previsión realizada precisamente por Bloomberg Energy indicaba 2026 como el año en el que los vehículos plenamente eléctricos igualarían su precio de venta al de los coches diésel y gasolina. El nuevo pronóstico que marca el año 2022 como el nuevo punto de inflexión contrasta con las previsiones realizadas por otras empresas y organizaciones independientes del mundo de la economía, de las finanzas y de la energía.

En el informe publicado por Bloomberg Energy se toma como referencia interesantes datos industriales referentes a Estados Unidos, uno de los países del mundo con mayor desarrollo y apuesta por los vehículos eléctricos puros. En este informe se detalla que en 2015 el coste total de la producción de una batería suponía el 57 por ciento del coste total de venta al público del automóvil eléctrico. Tres años después, en 2018 dicho coste de la batería se había reducido al 33 por ciento. ¿Y en el futuro? Las previsiones de los analistas expertos estiman que en 2025 el coste de la batería supondrá el 20 por ciento del precio total de venta del vehículo eléctrico.

De forma paralela, también se estima que los costes de todas las tecnologías que rodean al coche eléctrico también serán más baratas en los próximos años. Asimismo, los vehículos eléctricos vivirán una situación de economía de escala, es decir, una situación en lo que todos los tipos de gastos de producción se reducirán por el mero hecho de expandirse más a nivel internacional.

La economía de escala que experimentará la industria del vehículo eléctrico también verá reducidos de forma muy apreciable los costes de varios elementos importantes como los motores, los inversores y la electrónica de potencia (se prevé que este tipo de componentes puedan reducir su precio hasta un 30 por ciento en 2030 respecto a los costes que se registran en la actualidad).

De forma paralela, los vehículos eléctricos también se beneficiarán de baterías cada vez más modernas y sofisticadas, con una mayor densidad energética (o capacidad) y cada vez más ligeras (se podrá hacer un mayor número de kilómetros sin que ello repercuta en el peso total del vehículo, otro de los inconvenientes que poco a poco van a ir superando los coches puramente eléctricos).

Fuente: autopista.es


Los coches se comunicarán entre sí de los accidentes y peligros en las carreteras

Los coches se comunicarán entre sí de los accidentes y peligros en las carreterasVolvo sigue siendo pionera en el campo de la seguridad y la tecnología, y lo vuelve a demostrar. Sus coches se comunicarán entre sí para hacer las carreteras más seguras.

Cuando hablamos de seguridad y coches en una misma frase, resulta imposible que Volvo no salga en la ecuación. El fabricante sueco ha sido pionero en muchos de los sistemas de seguridad que hoy día son comunes en los vehículos: comenzando por el cinturón de seguridad de tres anclajes, algo vital para salvar vidas, hasta el más moderno sistema de frenada de emergencia en ciudad, que no tardará en ser obligatorio en todos los coches nuevos.

Volvo quiere seguir siendo la referencia en este sentido, pensando en mejorar la seguridad de sus conductores y la de todos que se muevan por carretera. Por eso, a partir del año 2020, todos sus coches nuevos se podrán conectar entre sí para advertirse de potenciales peligros. Lo harán mediante una red basada en la nube, gracias a los sistemas “Hazard Light Alert”, de alerta de peligro (muy útil, por ejemplo, en curvas ciegas o cambios de rasante), y el “Slippery Road Alert”, que alerta ante una posible carretera resbaladiza.

La marca sueca quiere además que otras marcas empiecen a utilizar este tipo de tecnología, de cara a hacer que las carreteras sean más seguras para todos los conductores. “Cuantos más vehículos compartan datos de seguridad en tiempo real, más seguras serán nuestras carreteras. Esperamos establecer más colaboraciones con socios que compartan nuestro compromiso con la seguridad”, ha dicho Malin Ekholm, director del centro de seguridad de Volvo Cars.

Esta tecnología ya la viene usando Volvo en sus coches de la serie 90 en Suecia y Noruega desde el 2016. “Compartir datos de seguridad en tiempo real entre automóviles puede ayudar a evitar accidentes. Los propietarios de coches Volvo contribuyen directamente a hacer que las carreteras sean más seguras para otros conductores, mientras que también se benefician de alertas sobre condiciones potencialmente peligrosas”.

Recientemente, Volvo adelantó otras novedades para su gama en materia de seguridad: por ejemplo, también a partir de 2020, todos sus coches estarán limitados a 180 km/h; a partir de 2021 se sumará el sistema “Care Key”, que permite al dueño de un coche establecer un límite de velocidad en el coche cuando se lo presta a otro conductor; además, incorporarán sistemas que permitan detectar cuándo un conductor está bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Fuente: autopista.es


Las nuevas penas y multas al volante que tienes que conocer

Las nuevas penas y multas al volante que tienes que conocer

Con la última reforma del Código Penal, algunas multas y penas a las que se tienen que enfrentar los conductores han cambiado. Te contamos todo lo que tienes que conocer.

Escuchando a las asociaciones de víctimas en accidentes de tráfico, la última reforma del Código Penal ha endurecido las multas y penas a las que los conductores se enfrentan en caso de causar un homicidio o secuelas graves a un tercero en caso de accidente. Una medida que corrige la reforma anterior y en la que aparece por primera vez la distinción entre imprudencia “grave” y “menos grave”.

A partir de ahora, todo accidente en el que la víctima tenga que recibir atención médica continuada (más allá de la primera intervención derivada del hecho en sí) será tratado como delito, además de aparecer por primera vez el delito de fuga, que amplía el ya conocido delito de omisión de socorro.

Las reformas que debes conocer

En lo que a redacción de los delitos se refiere, hay dos cosas fundamentales que debes conocer: la diferenciación entre “grave” y “menos grave” y el delito de fuga.

En primer lugar, la distinción entre imprudencia “grave” y “menos grave” servirá para cuantificar la multa y la pena de prisión, si la hubiere, a la que el conductor debe hacer frente. Las imprudencias “graves” quedan reservadas a las que se producen bajo los efectos del alcohol y de las drogas o cuando el accidente se produce por un exceso grave de velocidad. Por su parte, las imprudencias “menos graves” son el resto de maniobras en las que se comete una infracción, como saltarse un semáforo.

Por otro lado, la inclusión del delito de fuga complementa al ya conocido de omisión de socorro. Y es que, hasta ahora, este delito sólo podía ser inculpado al conductor cuando se demostrara que la víctima se mantenía con vida después del accidente. Si, por el contrario, la persona fallecía en el acto, o no se conseguía demostrar el hecho anterior, y el conductor huía, el delito de omisión de socorro no era atribuible. Con la nueva reforma, de una u otra manera, el causante de un accidente que se dé a la fuga siempre podrá ser inculpado por este hecho.

Y así cambian las multas

Como puedes ver en el cuadro inferior realizado por Automovilistas Europeos Asociados, las penas relacionadas con los accidentes de tráfico han aumentado y las distinciones entre imprudencias “graves” y “menos graves” y la inclusión del delito de fuga ha multiplicado los distintos tipos de sanciones.

Si repasamos los principales cambios, el delito de fuga estará castigado con penas de prisión de entre 3 y 6 meses, además de la retirada del carnet entre 6 meses y 2 años, siempre que la huida haya sido fortuita. Si, por el contrario, se consigue demostrar que ésta fue voluntaria, las penas de prisión ascienden al tramo de 6 meses a 4 años y la retirada del carné de conducir puede alcanzar los 4 años, con un mínimo de 12 meses de retirada.

Por otro lado hay que diferenciar entre muertes y lesiones causadas por los accidentes. En el primer caso, la imprudencia “menos grave” está castigada con multas y retiradas del carné entre 3 y 18 meses, mientras que las causadas por imprudencias “graves” tienen un aumento de la retirada del carné hasta los 6 años, con un mínimo de 12 meses, y aparecen las penas de prisión de 1 a 4 años.

Si, por el contrario, sólo se producen lesiones, la pena de prisión es de 3 a 6 meses (o multa de 12 a 18 meses) y la retirada del carnet de 1 a 4 años si la acción es “menos grave”. Si se califica como “grave”, la pena de prisión es de 6 meses a 2 años y la retirada del carné de 1 a 4 años.

Las nuevas penas y multas al volante que tienes que conocer

Fuente: autopista.es


Miles de multas por restricciones de tráfico podrían ser anuladas

Miles de multas por restricciones de tráfico podrían ser anuladas

El TSJ de Madrid ha estimado parcialmente un recurso interpuesto contra el Ayuntamiento por DVUELTA por aplicar automáticamente de forma inadecuada sus medidas de restricción de tráfico. Se abre así la opción de que todos los sancionados recurran.

Importantísimo fallo el que acabamos de conocer del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid contra el Ayuntamiento de la capital, que podría como consecuencia abrir la posibilidad de que miles de sancionados en los protocolos anti-contaminación de la ciudad puedan recurrir para conseguir que sus multas sean declaradas nulas. Así lo informa hoy la entidad de defensa de los conductores DVUELTA, la organización que había recurrido el primer Decreto de medidas de restricción del tráfico del Consistorio.

Así, y según la sentencia de 6 de marzo de 2019, el TSJ estima ahora parcialmente el recurso de apelación interpuesto por DVUELTA, declarando que el Ayuntamiento debe proceder a publicar en el BOCM (Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid) las medidas de restricción de tráfico antes de que entren en vigor. Hasta la fecha, por tanto, el Consistorio no cumplía con este trámite.

Las medidas no se publican desde noviembre de 2015

Con esta sentencia, el TSJ de Madrid abre por tanto la opción de recurrir todas aquellas sanciones que se hayan emitido durante los episodios de alta contaminación que se vienen aplicando desde el mes de noviembre de 2015, en base a esta omisión de la publicación en el BOCM. De estimarse, anularía miles de sanciones interpuestas por el Ayuntamiento en casi 3 años y medio.

La sentencia llega ahora después de que DVUELTA recurriese el primer Decreto de medidas de restricción del tráfico porque, “aun siendo legítimas, no pueden aplicarse automáticamente, sino que es necesario que se señalicen adecuadamente y que se publiquen en el BOCM con antelación a su entrada en vigor”. La sentencia, por tanto, ha dado la razón a la entidad.

Así, y adentrándonos ya un poco más en la sentencia del TSJ de Madrid, el tribunal de justicia establece que “en el presente caso es claro que la eficacia del Decreto impugnado, por su contenido, quedaba demorada a la señalización oportuna y la publicación del correspondiente anuncio en el boletín oficial de la Comunidad de Madrid”, como dispone en el artículo 88 de la Ordenanza de Movilidad. “Por ello”, prosigue, “debe declararse la nulidad del punto quinto del Decreto impugnado, en lo que se refiere a que dicho Decreto surtirá efectos desde la fecha de su firma”.

Todas las medidas de restricción del Ayuntamiento de Madrid se han aplicado de manera inmediata y automática desde su origen en 2015 y hasta la actualidad, sin esperar en ningún caso a ser publicadas en el BOCM. DVUELTA considera así que el Ayuntamiento ha actuado mal, causando inseguridad e indefensión a los conductores. Y es que el TSJ de Madrid concluye que “no existe impedimento jurídico alguno para que una eventual inexistente o deficiente publicación formal en el Diario Oficial de la Comunidad de Madrid de las medidas restrictivas adoptadas, o la eventual inexistente o deficiente señalización de las medidas adoptadas, pueda y deba ser examinada con ocasión de la eventual impugnación formulada contra la resolución sancionadora que se hubiere dictado con ocasión de la apreciación por la Administración de una conductora vulneradora de las medidas restrictivas circulatorias que se hubieren adoptado con ocasión de un suceso contaminante”.

Fuente: autopista.es