Mes: agosto 2020

Por qué decirle a tu cuñado que te siga en el coche (o seguirle tú) puede no ser buena idea

Por qué decirle a tu cuñado que te siga en el coche (o seguirle tú) puede no ser buena ideaSeguir o hacernos seguir por el coche de un familiar, no es buena idea y puede darte algún quebradero de cabeza en caso de siniestro. Te contamos por qué.

Es una práctica habitual que muchos hacemos cuando alguien de nuestro entorno, madre, padre, conyuge, hermana, cuñado, no sabe ir a algún lugar en el que hemos quedado, decirle que nos siga con su coche o hacerlo nosotros si los que no sabemos ir somos nosotros. Y viajar en vacaciones con dos coches conducidos por ambos conyuges uno seguido de otro. Pero puede no ser buena idea y podemos tener una sorpresa con el seguro de nuestro vehículo en caso de siniestro, si contamos con un seguro obligatorio “mondo y lirondo”.

La cobertura del seguro obligatorio, tal y como nos comenta Mario Arnaldo, de Automovilistas Europeos Asociados, excluye en el artículo 5 de la actual Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor los daños producidos en estos casos. Así como no cubre los daños en los bienes sufridos por el vehículo asegurado, tampoco cubre los bienes “de los que resulten titulares el tomador, el asegurado, el propietario o el conductor, así como los del cónyuge o los parientes hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad de los anteriores”. Por afinidad de los anteriores se entendería también cuñados o personas relacionadas.

En estos casos, si tanto el vehículo tuyo como el de tu familiar tienen solo cobertura del seguro de suscripción obligatoria y habéis tenido un siniestro los daños materiales no estarían cubiertos, sí lo estarían los personales. Tampoco estarían cubiertos los daños, por ejemplo, en un garaje que es propiedad del conductor. El motivo no es otro que evitar fraudes.

Para más información consultar artículo original

 


La DGT avisa: hasta 500 € de multa si no llevas todo esto obligatorio en tu coche

La DGT avisa: hasta 500 € de multa si no llevas todo esto obligatorio en tu cocheAdemás del kit de seguridad, hay otros 5 elementos que debes llevar siempre en tu coche o son motivo de sanción. Las multas oscilan entre los 10 y los 500 euros.

Agosto, mes de vacaciones y de viajes a la playa, al pueblo o a la montaña. Incluso en tiempos del coronavirus, y de rebrotes, la movilidad se ha incrementado notablemente en las últimas semanas. Por eso, y tras haber estado varios meses con el confinamiento y el estado de alarma, es importante que recuerdes qué debes llevar en el coche obligatoriamente si no quieres exponerte a una multa. Y recuerda que ya está activada la Operación Especial de Verano, con numerosos controles en carretera.

Por todo ello, la DGT nos ha recordado estos días qué elementos debes llevar sí o sí en el coche, porque son obligatorios. El llamado “kit seguridad” es el primero y el más importante si tienes la desgracia de sufrir un percance en carretera o un accidente. Pero no es lo único que debes siempre llevar en tu habitáculo junto a las maletas, la nevera, la sombrilla, la silla de la playa o los juguetes de los niños. Repasamos todo lo que debes llevar, elemento por elemento.

Triángulos de emergencia

Seguro que éste sí lo sabes. Los triángulos de emergencia sirven para señalizar cualquier percance en carretera. Debes siempre colocarlos, uno por delante y otro por detrás, para advertir al resto de usuarios de una emergencia. No llevarlos en el coche supone una sanción de 200 euros. Pero llevarlos dañados, incompletos o sin estar homologados, también acarrea la misma multa. Comprueba su estado primero antes de viajar.

Chaleco reflectante

El segundo elemento del llamado “kit de seguridad” es, obviamente, el chaleco reflectante de alta visibilidad. En caso de avería o accidente, es obligatorio que bajes siempre del coche con él puesto o, de lo contrario, también te arriesgas a la misma multa que con los triángulos: 200 euros. La normativa indica que debes llevarlo además a mano para poder cogerlo siempre sin salir del coche. Su mal estado también es motivo de la misma sanción.

Rueda de repuesto

Otro elemento imprescindible siempre en el coche, y por el que pocas veces reparamos, es la rueda de repuesto. Siempre y cuando, claro, tu coche la equipe de serie, y no disponga de kit antipinchazos, en cuyo caso la obligatoriedad es la misma para este elemento homologado. No puedes circular sin este elemento de sustitución, cuya sanción asciende también a 200 euros. Es importante también que de vez en cuando compruebes su presión, para no llevarte una sorpresa en caso de necesidad.

Carné de conducir

Aunque la DGT ya ha lanzado una aplicación, “miDGT”, que permitirá llevar el carné en el móvil, de momento la normativa vigente todavía indica que estás obligado a llevar siempre en tu coche el carné de conducir físico. La sanción, como con toda la documentación obligatoria, puede oscilar entre los 10 y los 500 euros.

Permiso de circulación

Misma sanción que el carné de conducir se aplica al permiso de circulación, otro de los documentos que debes siempre por obligación llevar en el coche. Comprueba antes de emprender un viaje que los llevas todos en la guantera.

Tarjeta de la ITV

Otro documento que se rige por la misma normativa. Es necesario que tengas la ITV en regla y que lo puedas demostrar con la tarjeta. Además debes saber que es una de las prioridades que vigila la Guardia Civil en carretera, incluso montando controles exclusivamente para su comprobación en cada coche. No te arriesgues a una multa de hasta 500 euros.

Y circula con la pegatina de la ITV

Pero además de contar con la tarjeta que justifique que has superado correctamente la ITV con tu coche, es obligatorio también que lleves la pegatina en el parabrisas, en la parte visible de la zona derecha superior. Así lo indica la propia normativa de Tráfico. Ahora sí, ya puedes emprender con todo el viaje con tranquilidad.

Para más información consultar artículo original


El truco definitivo para saber en qué lado está el depósito de combustible del coche

El truco definitivo para saber en qué lado está el depósito de combustible del cocheSi eres de los que conduce habitualmente más de un coche, es habitual que puedas dudar en qué lado está el depósito de combustible. Atento al truco infalible que te damos.

Si tienes coche de empresa o por motivos laborales tienes que conducir varios modelos de vehículos de forma habitual, seguro que en más de una ocasión has dudado del lugar –en el lado derecho o en el lado izquierdo de la carrocería- donde se encuentra el depósito de combustible. El saber dónde está exactamente te puede llevar a ahorrar tiempo cuando vayas a una estación de servicio a repostar y colocar de forma debida el vehículo.

Pues bien, existe un truco infalible con el que sabrás en cuestión de segundos en qué lugar –lado derecho o lado izquierdo- se encuentra el depósito de combustible. Dicho truco es el siguiente: fíjate en el panel de instrumentos tras el volante (el que tienes frente a ti) y entre la esfera o el marcador de la velocidad y el de las revoluciones, suele estar el indicador de cantidad de combustible. En este lugar, suele estar situado el símbolo de un depósito y otro pequeño símbolo, flecha pequeña o indicador que está a la izquierda o a la derecha. Pues bien, dependiendo del lugar en el que está ese pequeño indicador, ahí es donde estará (a la izquierda o a la derecha) la boca de llenado del depósito de combustible.

En el caso de que no existiera esa pequeña flecha o indicador, otra buena recomendación es fijarse en el lugar en el que se encuentra el símbolo del depósito: si está en la zona izquierda del panel de instrumentos, la boca de llenado del depósito estará en el lado izquierdo de la carrocería; si dicho simbolito del depósito está en el lado derecho del panel, entonces la boca de llenado estará a la derecha.

¿POR QUÉ UNOS COCHES TIENEN EL DEPÓSITO A LA DERECHA Y OTROS A LA IZQUIERDA?

La disposición lateral de los depósitos –a la izquierda o a la derecha-, y por tanto de la boca de llenado, viene dado por la normativa de seguridad y la mejor construcción del automóvil, con un diseño propio más eficiente en cada fabricante de automóviles y en cada modelo. Por otro lado, tampoco se pueden disponer en lugares donde el combustible pueda gotear sobre los sistemas de escape o sobre el cableado eléctrico.

Para más información consultar artículo original