Mes: noviembre 2020

La DGT alerta: ya está enviando cartas a miles de conductores para darles esta advertencia

La DGT alerta: ya está enviando cartas a miles de conductores para darles esta advertencia

La DGT perseguirá las bajas temporales de los vehículos y anuncia nuevas medidas para evitar fraudes. Ya ha comenzado a enviar a titulares de vehículos una carta para informarles de la situación.

El problema existe, es real y, lo peor de todo, creciente. De 60.982 bajas temporales de vehículos que se tramitaron en 2004 (y que suponían un 5 por ciento del total de bajas definitivas) se ha pasado a 132.459 en 2019, acaparando ya nada menos que un 50 por ciento de las mismas. Ante esta situación, la Dirección General de Tráfico acaba de anunciar nuevas medidas encaminadas a frenar este aumento de este tipo de prácticas detectadas en las jefaturas provinciales en los últimos años.

Pero, ¿qué significa exactamente una baja temporal de un vehículo y por qué supone un grave problema? Para empezar, es un procedimiento administrativo por el que un propietario de un vehículo comunica a la DGT que va a retirar temporalmente su coche de la circulación. Hasta aquí, todo correcto. Sin embargo, al no estar limitada en el tiempo puede dar lugar, como ya está ocurriendo, a amparar transacciones ilegales o fraudes.

La DGT seguirá persiguiendo a los coches zombie: dados de baja temporal y que dan lugar a negocios irregulares.

Así lo alerta ya la DGT, a través de su subdirectora adjunta de vehículos, Susana Gómez, asegurando que muchos propietarios de estos coches, que deciden retirar definitivamente sus vehículos, lo entregan sin ser conscientes a un desguace irregular con la confianza que ya darán ellos de baja permanente el coche. Sin embargo, esto no ocurre: en ocasiones, estos centros solicitan luego la baja temporal del vehículo y posteriormente le dan un nuevo destino o a sus piezas, exportándolo en ocasiones incluso a terceros países.

Para evitar ya este problema, la DGT anuncia ya que ha comenzado a enviar cartas a los titulares de vehículos que han solicitado según consta la baja temporal. Esta notificación llegará al domicilio que conste en el Registro de Vehículos, informando de la situación administrativa en la que se encuentra el coche en realidad y confirmándole que sigue siendo el responsable de la custodia del vehículo en cuestión.

Con esta carta esperamos poner en alerta a aquellas personas que han podido ser engañadas, pensando que entregaron su vehículo para ser dado de baja con carácter definitivo y sin embargo, solo le realizaron una baja temporal”, ha confirmado Susana Gómez.

La DGT anuncia, además, que tras estas notificaciones prevé una reforma reglamentaria para establecer ya en el futuro inmediato un límite temporal a este tipo de bajas, evitando de ese modo que puedan producirse fraudes administrativos y negocios ilegales. La Comisión Europea también ha recomendado a todos los estados miembros a implementar medidas en este mismo sentido.

Para más información consultar artículo original


Impuesto al diésel: última hora en la aplicación de la nueva tasa a estos coches

Impuesto al diésel: última hora en la aplicación de la nueva tasa a estos coches

¿Impuesto al diésel, sí o no? Es la gran pregunta de las últimas semanas. El Gobierno lo contemplaba en sus Presupuestos Generales del Estado, pero finalmente parece que se eliminará.

Un día sí, y otro no. Unas horas anuncios, y otras desmentidos. En las últimas semanas el conocido como nuevo Impuesto al diésel ha acaparado grandes titulares en todos los medios de comunicación, y especialmente en los especializados: sin duda, era la propuesta incluida en los nuevos Presupuestos Generales del Estado que negocia el Gobierno para 2021, que más afectaba al automovilista.

Desde hace dos años, el Ejecutivo del PSOE lleva en sus programas la inclusión de esta nueva tasa que prevé la equiparación de los hidrocarburos, eliminando así la bonificación que hasta ahora tenía el diésel. Esta medida supondría un encarecimiento del litro de gasóleo en unos 3,8 céntimos por litro, lo que suponía una recaudación extra para el Gobierno de 500 millones de euros.

Sin embargo, todo apunta ya a que este nuevo Impuesto al diésel no entrará en vigor en 2021. Si Ciudadanos ya anunció hace días que había acordado esta eliminación en las negociaciones de los presupuestos, hoy ha sido el PNV el que directamente ha anunciado en rueda de prensa un acuerdo para que el Gobierno, definitivamente, considere la enmienda a esta medida concreta y no se incluya en el programa a aprobar.

Así lo ha anunciado directamente el portavoz del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el Congreso, Aitor Esteban, en una comparecencia extraordinaria. Su partido exigía la eliminación de esta tasa. “Anunciar un avance importante para la aprobación de una serie de enmiendas: la eliminación del Impuesto al diésel, 50 millones para un Plan Renove de máquina-herramienta, 6 millones para el soterramiento de Zorroza en Bilbao y la creación de una nueva figura contractual en el desarrollo de la formación dual universitaria”, ha declarado Esteban.

Con este acuerdo, el PNV ve más cerca apoyar los nuevos Presupuestos Generales del Estado planteados por el Gobierno, ya que “posibilita seguir dialogando y profundizando”. Como hemos dicho, ni Ciudadanos, ni el FMI veían tampoco conveniente este nuevo impuesto, tal y como se ha ido conociendo en las últimas horas.

Quien no parece estar de acuerdo en esta negociación es Unidas Podemos, partido socio del Gobierno, quien a través de su portavoz de Transición Ecológica en el Congreso, Juantxo López de Uralde, ha asegurado en Twitter que no solo es una medida antiecológica, sino que además no va a ayudar a la industria en España, poniendo de ejemplo que Reino Unido ha anunciado que va a prohibir la venta de vehículos de combustión en 2030.

“No igualar la fiscalidad de los hidrocarburos con la media europea beneficia sobre todo a las empresas petroleras, perjudica al estado ya que reduce la recaudación, y también al medio ambiente y la salud. Estamos muy lejos de Europa”, ha declarado.

Para más información consultar artículo original


Las averías que puede tener tu coche al circular ya a sólo 20 o 30 km/h en ciudad

Las averías que puede tener tu coche al circular ya a sólo 20 o 30 km/h en ciudad

Los cambios en los límites de velocidad son un hecho. Pero, ¿cómo pueden afectar los límites a 20 o 30 km/h en ciudad a nuestros coches?

Sanciones más duras por el uso del móvil y la omisión del cinturón, mayores facilidades para acceder a algunos carnés de conducir o rebajas en los límites de velocidad, tanto dentro como fuera de poblado. Estas son algunas de las medidas que el Gobierno ha aprobado en su Consejo de Ministros a petición del Ministerio del Interior, es decir, de la DGT.

Entre las medidas ya anunciadas se encuentra la prohibición de circular por encima de los 30 km/h en aquellas calles con un solo carril por sentido. Esta velocidad máxima se rebaja a 20 km/h en aquellas calles donde la calzada y la acera se sitúan en una única plataforma, es decir, no tienen bordillo que separen la zona peatonal del pavimento por el que circular.

La DGT asegura que esta reducción permite reducir hasta cinco veces el riesgo de morir a causa de un atropello y que la circulación no se resiente, pues nos seguiremos moviendo de manera fluida. Bilbao, incluso, ha implantado este límite en todas sus calles. Sin embargo, no todo parecen buenas noticias. ¿Puede sufrir tu coche con estas medidas?

¿Puede averiarse un coche por circular a 30 km/h?

Circular a 30 km/h podría entenderse como una velocidad anormalmente reducida para el diseño de casi cualquier vehículo. Hay que tener en cuenta que a dicha velocidad, la transmisión utiliza marchas más cortas y se suele circular con el coche más revolucionado, el gasto en combustible es mayor y los componentes se deterioran más rápido.

Pero si hay un componente que más sufrirá con los nuevos límites de velocidad ese es el embrague. Hay que tener en cuenta que si circulamos a una velocidad de 30 km/h su trabajo será mayor, pues también tendremos que realizar un mayor número de cambios de marchas.  Este sistema se encarga de transmitir la potencia del motor a la caja de cambios y su desgaste es menor si se circula a menores revoluciones aunque la velocidad sea mayor.

Pero si hay un señalado con este nuevo límite de velocidad ese es el filtro de partículas. El filtro de partículas se encarga de reducir las emisiones contaminantes que salen por el escape del coche. Este filtro atrapa sustancias sólidas que cuando alcanzan la temperatura necesaria se queman y al expulsarse son menos nocivas.

Sin embargo, para que el coche alcance dicha temperatura debe circular durante unos minutos a la velocidad suficiente para que este proceso se lleve a cabo. Esto hace que el uso intensivo en un entorno urbano sea desaconsejable para estos automóviles. Un contexto que empeorará con los nuevos límites de velocidad.

Hay que tener en cuenta que los ingenieros ya saben que puede darse esta circunstancia y los vehículos son capaces de forzar dicha regeneración, aumentando el gasto en combustible para forzar mayores temperaturas en el lugar de la quema. Sin embargo, muchos vehículos no indican cuándo esto sucede, por lo que muchos conductores apagan el vehículo y la regeneración puede quedar a medias. Si esta interrupción se repite habitualmente, el filtro acaba por colapsar y no es posible realizar esta regeneración.

Para que esto no suceda, lo recomendable es que al salir a carretera circules unos minutos a altas revoluciones. Esto provoca que aumente sensiblemente la temperatura dentro del vehículo y, por tanto, que el filtro de partículas alcance antes el calor necesario para la quema de estas sustancias contaminantes, disminuyendo el riesgo de colapso y limpiando el propio filtro.

Para más información consultar artículo original


La DGT bajará el límite de velocidad en ciudad a 20 km/h: nuevo decreto del Gobierno

La DGT bajará el límite de velocidad en ciudad a 20 km/h: nuevo decreto del Gobierno

Tal y como te contamos ya desde hace más de un año, la DGT modificará el Reglamento de Circulación para introducir un nuevo límite de 20 km/h en ciudades. Esta misma semana podría aprobarse.

La noticia te la avanzamos ya en enero de 2019, hace casi dos años ya: la DGT presentaba al Gobierno un borrador de Real Decreto para dar paso a un nuevo Reglamento de Circulación. Y originariamente una de las medidas previstas, ya aplicada en algunas ciudades españolas, era limitar la velocidad máxima 20 km/h en las calles de un solo carril y con la acera y la calzada al mismo nivel.

Pues bien, según informa ahora el diario ABC, citando como fuente el Ministerio del Interior, el nuevo documento que contempla ya esta modificación del Reglamento de Circulación será aprobado probablemente esta misma semana en Consejo de Ministros. Atendiendo a esta información, el límite máximo de 20 km/h en efecto se añadiría también en zonas urbanas con vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera, donde hasta ahora como velocidad máxima figuraba también 50 km/h.

Cuándo habrá límite de 30 km/h y de 50

El objetivo de esta medida impulsada desde el gabinete de Pere Navarro es reducir la velocidad circulatoria en los centros urbanos, para adaptar ya de paso también el Reglamento de Circulación a la nueva movilidad urbana. De esta forma, el límite máximo se establecerá además en 30 km/h en las vías con un único carril por sentido de circulación, y en 50 km/h en las vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

Otra de las medidas contempladas en la reforma del reglamento que aprobará el Consejo de Ministros, según ABC, será la prohibición de la circulación de vehículos de movilidad personal por aceras o zonas peatonales.

Una vez aprobado y aplicado este nuevo límite de 20 km/h, algo que ya contemplan como hemos dicho ciudades como Madrid, por ejemplo, cuya ordenanza de movilidad así lo incluyó hace ya dos años (estableciendo también que en este tipo de vías con una sola plataforma el peatón además tiene prioridad sobre el vehículo), ¿qué multas se establecerán?

En principio, todos aquellos vehículos que sigan circulando a 50 km/h en las nuevas vías limitadas a 20 km/h serán multados, cuando la reforma del Reglamento entre en vigor, con hasta 500 euros y la retirada de 6 puntos del carné de conducir. Y es que esa velocidad pasará a ser considerada ya infracción muy grave al superar incluso el doble de la velocidad permitida. Así que mucho cuidado.

Para más información consultar artículo original


Un frenazo por un radar fijo de la DGT provoca este accidente: y tiene multa

Un frenazo por un radar fijo de la DGT provoca este accidente: y tiene multa

Frenar ante la aparición de un radar fijo en una vía rápida es una práctica muy extendida. Sin embargo, debes saber que esta acción no solo tiene multa: también puede provocar graves accidentes de tráfico. Nunca lo hagas.

Circulas por la autopista, sin conocer exactamente qué velocidad llevas y, de repente, ves un pórtico sospechoso, un coche en el arcén que puede ser un radar móvil camuflado o una señal de control de velocidad que no alerta. Y, sí, reconócelo: pegas un frenazo. Que levante la mano todo aquel que no recuerde recientemente vivir una situación similar.

Sim embargo, que sea una práctica muy extendida, bien por evitar una multa si circulamos a mayor velocidad o bien al ser una acción instintiva cuando vemos un radar incluso si viajamos normalmente dentro de los límites legales, no significa que no sea una maniobra muy, muy peligrosa. La plataforma SocialDrive así nos lo demuestra.

Y es que el pasado viernes un usuario de esta aplicación para conductores, que puedes descargarte aquí para Android y pinchando aquí para iOS, alertaba de un grave accidente en cadena ocurrido en Galicia. En concreto, el suceso se producía (como puedes ver en la imagen) en la localidad de Mos, hacia el alto de Puxeiros –en las proximidades de Vigo-, cuando un conductor circulaba por la autovía con un límite de 80 km/h y, al advertir un radar fijo, frenó repentinamente. Conclusión: al menos cuatro coches se vieron involucrados en una colisión en cadena.

Se trata de una gran muestra gráfica del peligro que puede llegar a generar una acción que, aunque no viene recogida textualmente en los reglamentos de conducción, puede además acarrear también una importante sanción por parte de los agentes de Tráfico, si lo consideran procedente.

En concreto, es el artículo 53 del Reglamento General de Circulación el que abre esta posibilidad en sus dos primeros epígrafes:

  1. Salvo en caso de inminente peligro, todo conductor, para reducir considerablemente la velocidad de su vehículo, deberá cerciorarse de que puede hacerlo sin riesgo para otros conductores y estará obligado a advertirlo previamente del modo previsto en el artículo 109, sin que pueda realizarlo de forma brusca, para que no produzca riesgo de colisión con los vehículos que circulan detrás del suyo.
  2. Las infracciones a las normas de este precepto tendrán la consideración de graves, conforme se prevé en el artículo 65.4.a) del texto articulado.

Es decir, en virtud a este artículo, si cualquier agente de la Guardia Civil de Tráfico advierte que un conductor ha frenado bruscamente por la presencia de un radar de velocidad, considerando que se ha efectuado la acción de forma brusca y repentina, sin advertirlo al resto de los vehículos que circulan tras su coche, puede imponer una sanción como infracción grave y conllevar una multa de 200 euros.

Para más información consultar artículo original