3,123 millones ingresó el Estado por la venta de coches