¿Cártel de fabricantes de coches alemanes? La UE ya lo investiga