Casi el 76 por ciento de los coches nuevos son considerados poco contaminantes