Noticias

Coche con cambio manual o automático: cuál tiene más averías

Coche con cambio manual o automático: cuál tiene más averías

Una lectora nos pregunta sobre la fiabilidad de los cambios. ¿Mejor manual o automático? ¿Cuál tiene más averías?

Estoy pensando en renovar mi coche pero en casa discutimos si será mejor hacernos con un cambio automático o manual. Me gustaría saber cuál de los dos tiene más averías y si esto pudiera ser diferencial a la hora de tomar una decisión. Sonsóles Sáez.

Respuesta de nuestro experto:

No suele ser habitual que los cambios den problemas más allá de los derivados de desgastes por el uso, pero, como todo elemento mecánico, puede tener averías.

Es sólo una percepción personal que no está avalada por datos, pero yo diría que una caja manual -en vías de extinción, y más con el desembarco masivo de la electrificación- tiene más probabilidades de averías, tanto por su construcción como porque, al fin y al cabo, es un ser humano quien la maneja y no siempre tiene por qué hacerlo bien. Cierto es que las reparaciones de las mismas suelen ser más económicas que las de una caja automática. Por ejemplo, si nos atenemos a la sustitución de un embrague de una manual, costará menos que reemplazar un convertidor de par o un juego de embragues multidisco en una automática.

En los cambios manuales los problemas pueden venir de holguras, dificultades con la araña del cambio o, como en los automáticos, con la lubricación interna. En estos hay que sumar la posibilidad de que se averíe la centralita de control aunque, como es lógico, su sustitución es sencilla y rápida. Otra cosa en relación a este asunto es que cualquier taller pueda abordar una reparación interna de una caja de cambios manual y no todos estén preparados para hacer lo propio con una transmisión automática.

Fuente: autopista.es


El efecto pantalla: te decimos cómo evitar este gran peligro con tu coche

El efecto pantalla: te decimos cómo evitar este gran peligro con tu cocheAl volante, muchas son las situaciones de peligro que te puedes encontrar, ya sea por el propio estado de la carretera o por las posibles condiciones climatológicas. En este aspecto, te explicamos qué es el efecto pantalla y cómo lo puedes evitar.

Asfalto en mal estado, lluvia, grandes charcos, conductores imprudentes… son tantas y tantas las situaciones peligrosas que los conductores se pueden encontrar al volante que conviene extremar la precaución en cada instante. En este sentido, te contamos qué es el efecto pantalla, otro de los peligros que nos podamos encontrar cuando conducimos.

En días con mucho viento, es cuando nos podemos encontrar con el efecto pantalla, que puede producirse a la salida de un túnel o cuando se termina de adelantar a un vehículo de grandes dimensiones (un camión o un autobús). En este tipo de casos –en un túnel o en el momento de adelantar-, el vehículo queda “protegido” por el efecto pantalla que produce el vehículo de grandes dimensiones o el túnel. Una vez que se sale del túnel o cuando se termina de adelantar al vehículo de grandes dimensiones, es el momento en el que hay que extremar la precaución, puesto que el efecto pantalla termina y el viento puede golpear con fuerza y de manera lateral nuestro vehículo. En estos instantes, conviene estar preparado y sujetar con firmeza la dirección del coche ante la posible sacudida lateral que se pueda experimentar.

Al salir de este efecto pantalla, la sacudida lateral tras adelantar al camión o al autobús puede enviarnos a la mediana, muro o guardarraíl que delimita los sentidos de los carriles de una autopista o de una autovía. En el caso de la salida de un túnel, el efecto del fuerte viento puede ser aún más impredecible y peligroso, puesto que no se sabe exactamente la dirección en el que sopla.

Así que ya sabes: para evitar los posibles efectos peligrosas que pueda provocar esa sacudida lateral que se produce cuando termina el efecto pantalla, lo mejor es mantener la concentración y sujetar con firmeza y decisión el volante de nuestro coche.

Fuente: autopista.es


Los coches eléctricos bajarán sus precios e igualarán a los gasolina y diésel

Los coches eléctricos bajarán sus precios e igualarán a los gasolina y diésel

Las últimas previsiones apuntan a que en 2022 los precios de los coches eléctricos serán similares a los vehículos impulsados por motores “convencionales” diésel y gasolina. Aquí tienes todos los datos.

La autonomía aún escasa como vehículo para usar en cualquier momento y en cualquier circunstancia y el alto precio de comercialización siempre han sido dos de los principales inconvenientes a los que se han tenido que enfrentar los coches puramente eléctricos (la escasez de puntos de recarga es otro de los retos a los que se enfrenta este tipo de automóviles). Pues bien, la última previsión al respecto realizada por la web especializada en economía y energía Bloomberg Energy apunta a que en 2022 los precios de los vehículos eléctricos se igualarán a los impulsados por un motor “convencional” de combustión, es decir, por los tradicionales diésel y gasolina.

En su último informe, este portal de internet especializado explica que el principal argumento que permitirá la bajada de precios de los coches eléctricos es el desarrollo de baterías cada vez más baratas de producir.

La anterior previsión realizada precisamente por Bloomberg Energy indicaba 2026 como el año en el que los vehículos plenamente eléctricos igualarían su precio de venta al de los coches diésel y gasolina. El nuevo pronóstico que marca el año 2022 como el nuevo punto de inflexión contrasta con las previsiones realizadas por otras empresas y organizaciones independientes del mundo de la economía, de las finanzas y de la energía.

En el informe publicado por Bloomberg Energy se toma como referencia interesantes datos industriales referentes a Estados Unidos, uno de los países del mundo con mayor desarrollo y apuesta por los vehículos eléctricos puros. En este informe se detalla que en 2015 el coste total de la producción de una batería suponía el 57 por ciento del coste total de venta al público del automóvil eléctrico. Tres años después, en 2018 dicho coste de la batería se había reducido al 33 por ciento. ¿Y en el futuro? Las previsiones de los analistas expertos estiman que en 2025 el coste de la batería supondrá el 20 por ciento del precio total de venta del vehículo eléctrico.

De forma paralela, también se estima que los costes de todas las tecnologías que rodean al coche eléctrico también serán más baratas en los próximos años. Asimismo, los vehículos eléctricos vivirán una situación de economía de escala, es decir, una situación en lo que todos los tipos de gastos de producción se reducirán por el mero hecho de expandirse más a nivel internacional.

La economía de escala que experimentará la industria del vehículo eléctrico también verá reducidos de forma muy apreciable los costes de varios elementos importantes como los motores, los inversores y la electrónica de potencia (se prevé que este tipo de componentes puedan reducir su precio hasta un 30 por ciento en 2030 respecto a los costes que se registran en la actualidad).

De forma paralela, los vehículos eléctricos también se beneficiarán de baterías cada vez más modernas y sofisticadas, con una mayor densidad energética (o capacidad) y cada vez más ligeras (se podrá hacer un mayor número de kilómetros sin que ello repercuta en el peso total del vehículo, otro de los inconvenientes que poco a poco van a ir superando los coches puramente eléctricos).

Fuente: autopista.es


Los coches se comunicarán entre sí de los accidentes y peligros en las carreteras

Los coches se comunicarán entre sí de los accidentes y peligros en las carreterasVolvo sigue siendo pionera en el campo de la seguridad y la tecnología, y lo vuelve a demostrar. Sus coches se comunicarán entre sí para hacer las carreteras más seguras.

Cuando hablamos de seguridad y coches en una misma frase, resulta imposible que Volvo no salga en la ecuación. El fabricante sueco ha sido pionero en muchos de los sistemas de seguridad que hoy día son comunes en los vehículos: comenzando por el cinturón de seguridad de tres anclajes, algo vital para salvar vidas, hasta el más moderno sistema de frenada de emergencia en ciudad, que no tardará en ser obligatorio en todos los coches nuevos.

Volvo quiere seguir siendo la referencia en este sentido, pensando en mejorar la seguridad de sus conductores y la de todos que se muevan por carretera. Por eso, a partir del año 2020, todos sus coches nuevos se podrán conectar entre sí para advertirse de potenciales peligros. Lo harán mediante una red basada en la nube, gracias a los sistemas “Hazard Light Alert”, de alerta de peligro (muy útil, por ejemplo, en curvas ciegas o cambios de rasante), y el “Slippery Road Alert”, que alerta ante una posible carretera resbaladiza.

La marca sueca quiere además que otras marcas empiecen a utilizar este tipo de tecnología, de cara a hacer que las carreteras sean más seguras para todos los conductores. “Cuantos más vehículos compartan datos de seguridad en tiempo real, más seguras serán nuestras carreteras. Esperamos establecer más colaboraciones con socios que compartan nuestro compromiso con la seguridad”, ha dicho Malin Ekholm, director del centro de seguridad de Volvo Cars.

Esta tecnología ya la viene usando Volvo en sus coches de la serie 90 en Suecia y Noruega desde el 2016. “Compartir datos de seguridad en tiempo real entre automóviles puede ayudar a evitar accidentes. Los propietarios de coches Volvo contribuyen directamente a hacer que las carreteras sean más seguras para otros conductores, mientras que también se benefician de alertas sobre condiciones potencialmente peligrosas”.

Recientemente, Volvo adelantó otras novedades para su gama en materia de seguridad: por ejemplo, también a partir de 2020, todos sus coches estarán limitados a 180 km/h; a partir de 2021 se sumará el sistema “Care Key”, que permite al dueño de un coche establecer un límite de velocidad en el coche cuando se lo presta a otro conductor; además, incorporarán sistemas que permitan detectar cuándo un conductor está bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Fuente: autopista.es


Las nuevas penas y multas al volante que tienes que conocer

Las nuevas penas y multas al volante que tienes que conocer

Con la última reforma del Código Penal, algunas multas y penas a las que se tienen que enfrentar los conductores han cambiado. Te contamos todo lo que tienes que conocer.

Escuchando a las asociaciones de víctimas en accidentes de tráfico, la última reforma del Código Penal ha endurecido las multas y penas a las que los conductores se enfrentan en caso de causar un homicidio o secuelas graves a un tercero en caso de accidente. Una medida que corrige la reforma anterior y en la que aparece por primera vez la distinción entre imprudencia “grave” y “menos grave”.

A partir de ahora, todo accidente en el que la víctima tenga que recibir atención médica continuada (más allá de la primera intervención derivada del hecho en sí) será tratado como delito, además de aparecer por primera vez el delito de fuga, que amplía el ya conocido delito de omisión de socorro.

Las reformas que debes conocer

En lo que a redacción de los delitos se refiere, hay dos cosas fundamentales que debes conocer: la diferenciación entre “grave” y “menos grave” y el delito de fuga.

En primer lugar, la distinción entre imprudencia “grave” y “menos grave” servirá para cuantificar la multa y la pena de prisión, si la hubiere, a la que el conductor debe hacer frente. Las imprudencias “graves” quedan reservadas a las que se producen bajo los efectos del alcohol y de las drogas o cuando el accidente se produce por un exceso grave de velocidad. Por su parte, las imprudencias “menos graves” son el resto de maniobras en las que se comete una infracción, como saltarse un semáforo.

Por otro lado, la inclusión del delito de fuga complementa al ya conocido de omisión de socorro. Y es que, hasta ahora, este delito sólo podía ser inculpado al conductor cuando se demostrara que la víctima se mantenía con vida después del accidente. Si, por el contrario, la persona fallecía en el acto, o no se conseguía demostrar el hecho anterior, y el conductor huía, el delito de omisión de socorro no era atribuible. Con la nueva reforma, de una u otra manera, el causante de un accidente que se dé a la fuga siempre podrá ser inculpado por este hecho.

Y así cambian las multas

Como puedes ver en el cuadro inferior realizado por Automovilistas Europeos Asociados, las penas relacionadas con los accidentes de tráfico han aumentado y las distinciones entre imprudencias “graves” y “menos graves” y la inclusión del delito de fuga ha multiplicado los distintos tipos de sanciones.

Si repasamos los principales cambios, el delito de fuga estará castigado con penas de prisión de entre 3 y 6 meses, además de la retirada del carnet entre 6 meses y 2 años, siempre que la huida haya sido fortuita. Si, por el contrario, se consigue demostrar que ésta fue voluntaria, las penas de prisión ascienden al tramo de 6 meses a 4 años y la retirada del carné de conducir puede alcanzar los 4 años, con un mínimo de 12 meses de retirada.

Por otro lado hay que diferenciar entre muertes y lesiones causadas por los accidentes. En el primer caso, la imprudencia “menos grave” está castigada con multas y retiradas del carné entre 3 y 18 meses, mientras que las causadas por imprudencias “graves” tienen un aumento de la retirada del carné hasta los 6 años, con un mínimo de 12 meses, y aparecen las penas de prisión de 1 a 4 años.

Si, por el contrario, sólo se producen lesiones, la pena de prisión es de 3 a 6 meses (o multa de 12 a 18 meses) y la retirada del carnet de 1 a 4 años si la acción es “menos grave”. Si se califica como “grave”, la pena de prisión es de 6 meses a 2 años y la retirada del carné de 1 a 4 años.

Las nuevas penas y multas al volante que tienes que conocer

Fuente: autopista.es


Miles de multas por restricciones de tráfico podrían ser anuladas

Miles de multas por restricciones de tráfico podrían ser anuladas

El TSJ de Madrid ha estimado parcialmente un recurso interpuesto contra el Ayuntamiento por DVUELTA por aplicar automáticamente de forma inadecuada sus medidas de restricción de tráfico. Se abre así la opción de que todos los sancionados recurran.

Importantísimo fallo el que acabamos de conocer del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid contra el Ayuntamiento de la capital, que podría como consecuencia abrir la posibilidad de que miles de sancionados en los protocolos anti-contaminación de la ciudad puedan recurrir para conseguir que sus multas sean declaradas nulas. Así lo informa hoy la entidad de defensa de los conductores DVUELTA, la organización que había recurrido el primer Decreto de medidas de restricción del tráfico del Consistorio.

Así, y según la sentencia de 6 de marzo de 2019, el TSJ estima ahora parcialmente el recurso de apelación interpuesto por DVUELTA, declarando que el Ayuntamiento debe proceder a publicar en el BOCM (Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid) las medidas de restricción de tráfico antes de que entren en vigor. Hasta la fecha, por tanto, el Consistorio no cumplía con este trámite.

Las medidas no se publican desde noviembre de 2015

Con esta sentencia, el TSJ de Madrid abre por tanto la opción de recurrir todas aquellas sanciones que se hayan emitido durante los episodios de alta contaminación que se vienen aplicando desde el mes de noviembre de 2015, en base a esta omisión de la publicación en el BOCM. De estimarse, anularía miles de sanciones interpuestas por el Ayuntamiento en casi 3 años y medio.

La sentencia llega ahora después de que DVUELTA recurriese el primer Decreto de medidas de restricción del tráfico porque, “aun siendo legítimas, no pueden aplicarse automáticamente, sino que es necesario que se señalicen adecuadamente y que se publiquen en el BOCM con antelación a su entrada en vigor”. La sentencia, por tanto, ha dado la razón a la entidad.

Así, y adentrándonos ya un poco más en la sentencia del TSJ de Madrid, el tribunal de justicia establece que “en el presente caso es claro que la eficacia del Decreto impugnado, por su contenido, quedaba demorada a la señalización oportuna y la publicación del correspondiente anuncio en el boletín oficial de la Comunidad de Madrid”, como dispone en el artículo 88 de la Ordenanza de Movilidad. “Por ello”, prosigue, “debe declararse la nulidad del punto quinto del Decreto impugnado, en lo que se refiere a que dicho Decreto surtirá efectos desde la fecha de su firma”.

Todas las medidas de restricción del Ayuntamiento de Madrid se han aplicado de manera inmediata y automática desde su origen en 2015 y hasta la actualidad, sin esperar en ningún caso a ser publicadas en el BOCM. DVUELTA considera así que el Ayuntamiento ha actuado mal, causando inseguridad e indefensión a los conductores. Y es que el TSJ de Madrid concluye que “no existe impedimento jurídico alguno para que una eventual inexistente o deficiente publicación formal en el Diario Oficial de la Comunidad de Madrid de las medidas restrictivas adoptadas, o la eventual inexistente o deficiente señalización de las medidas adoptadas, pueda y deba ser examinada con ocasión de la eventual impugnación formulada contra la resolución sancionadora que se hubiere dictado con ocasión de la apreciación por la Administración de una conductora vulneradora de las medidas restrictivas circulatorias que se hubieren adoptado con ocasión de un suceso contaminante”.

Fuente: autopista.es


Filtro de partículas Diesel: cuánto cuesta cambiarlo, averías, consejos de mantenimiento…

Los filtros de partículas son ya “amigos” inseparables de los motores Diesel, y cada vez más de las mecánicas de gasolina. Te contamos todo lo que debes saber sobre este elemento indispensable en los coches modernos.

Hablar de los coches hoy en día va asociado, queramos o no, con el tema medioambiental. Las ciudades ponen cada vez más trabas al acceso de estos a sus zonas céntricas, los protocolos anticontaminación limitan sus movimientos y los gobiernos crean normativas más restrictivas en materia de emisiones.

¿Cuál ha sido una de las soluciones más importantes de la última década y donde los fabricantes han puesto mucho empeño para lograr esto último? La respuesta es el filtro de partículas: un “cazador” de las partículas contaminantes generadas en el proceso de combustión del motor.

Filtro de partículas Diesel: ¿qué es?

Desde el pasado año 2011, todos los coches Diesel que se venden como nuevos incorporan el filtro de partículas para poder ajustarse a los límites de emisiones contaminantes. El filtro de partículas se encarga de retener las partículas sólidas generadas por el motor del coche en su proceso de combustión –y que son nocivas para la salud de quienes las respiran– para que no salgan a la atmósfera, quemándolas a altas temperaturas mediante la conocida como “fase de regeneración

A pesar de que para muchos sea como un elemento “invisible”, ya que aporta poco al coche (en el sentido del confort, prestaciones, etc.), este “colador” ayuda a que los Diesel actuales no sobrepasen los 0,005 g/km y casi no nos percatamos de su presencia hasta que falla. Es en ese momento, viendo los precios que acarrean su reparación o sustitución, cuando empezamos a preguntarnos para qué funciona el “dichoso” filtro de partículas de mi coche.

Filtro de partículas Diesel: ¿cómo funciona?

Un filtro de partículas está conformado por celdas de elementos porosos de carburo de silicio, impregnado de platino y paladio (similar a lo que sería un panal de abejas). Lo podrás encontrar, en su mayoría de veces, en una posición intermedia del sistema de escape, aunque cada vez se busca que esté lo más cerca del motor para aprovechar las altas temperaturas de este y pueda funcionar correctamente, y en algunos casos integrado en el propio colector de escape. Algunos fabricantes optan incluso por integrarlo en un mismo módulo que el catalizador SCR, pero cuidado con no confundirlos: el SCR utiliza un aditivo llamado AdBlue (solución de agua destilada y urea al 32,5 por ciento) para descomponer los óxidos nitrosos en gases no nocivos para la salud).

En un filtro de partículas, sus celdas dejan pasar los gases de escape que han sido o pueden ser tratados también por otros elementos del escape del coche (el catalizador, la trampa de NOx o el comentado catalizador de reducción selectiva SCR), pero no a las partículas. Éstas van almacenándose en el filtro y dos sensores de presión, uno a la entrada y otro a la salida de éste, determinan en qué momento está cercano a llenarse de ellas. Cuando el calculador recibe esa información, incrementa la temperatura de los gases emitidos por el motor —incluso con una inyección extra de combustible, en algunos motores— y los quema, pudiéndose eliminar de esta forma parte de los residuos de esa oxidación.

Es lo que se llama el proceso de regeneración o de oxidación, que se va realizando automática y progresivamente durante la vida útil del coche (actualmente podemos hablar de dicho proceso cada 200 kilómetros, dependiendo de las condiciones de uso del vehículo) o que se puede forzar en algunos coches.

Filtro de partículas Diesel: ¿cómo puede averiarse?

La temperatura necesaria para proceder a la quema óptima y eliminación de las partículas es de unos 600 grados centígrados, de ahí la importancia de situar el filtro de partículas cerca del motor para aprovechar las ya de por sí altas temperaturas que se generan en los gases de escape. Si no se alcanzan estas temperaturas, por diferentes motivos, el filtro puede obstruirse, con los consiguientes problemas que puede acarrear y posibles gastos extra nada baratos.

Lo ideal para que funcione como ha sido concebido sería, por lo general, que el motor lleve encendido unos 20-30 minutos y que la velocidad esté por encima de las medias del tráfico urbano, que trabaje a unos regímenes altos en ese tramo. Si no cumplimos estos requisitos con frecuencia, el filtro nos puede traer dolores de cabeza. Un uso eminentemente urbano, con poca carga en el motor y regímenes bajos (menos de 2.000 rpm), sumado a arranques en frío y frecuentes paradas, no son buenos amigos de este elemento mecánico.

Si el vehículo no puede realizar la fase de regeneración de forma correcta, entraría en modo de funcionamiento de emergencia y avisa al conductor. Este puede notar pérdida de prestaciones, pequeños tirones y un aumento del consumo de combustible.

Filtro de partículas Diesel: ¿cuánto dura?

El filtro de partículas no es un elemento eterno. Sí es cierto que, si cumples las condiciones que antes comentábamos, su vida útil se pueda alargar mucho tiempo. Lo normal es que, al menos, hasta que no llegues a los 120.000 km no tendrás que preocuparte por este, aunque hay modelos que pueden llegar hasta los 250.000 km sin necesidad de ningún tipo de mantenimiento. Existen ciertos motores que utilizan un aditivo especial (no confundir con el AdBlue), con su depósito pertinente, que ayudan a que la temperatura necesaria para el proceso de regeneración sea inferior, ayudando a que dicho proceso se realice de forma más habitual.

Filtro de partículas Diesel: ¿cómo evito que se averíe?

Ya conocemos el escenario ideal para que el filtro de partículas lleve a cabo el proceso de regeneración para la quema de las partículas contaminantes antes de que salgan por el tubo de escape. Si aun así utilizas tu coche en un entorno principalmente urbano, fuérzate a salir al menos una vez a la semana a la carretera, momento en el cual el filtro de partículas aprovechará para depurarse y eliminar el hollín de la combustión acumulado.

Una solución sería utilizar el aditivo antes mencionado (con componentes orgánicos-metálicos) para facilitar el quemado de las partículas, de cara a facilitar el proceso de regeneración; muchos lo utilizan como fase de “pre ITV” y poder pasar así los controles de emisiones en la inspección. Lo puedes encontrar en las estaciones de servicio o en tiendas de repuesto, a unos 15-20 euros, y añadirlo al combustible. Y ojo con anular el filtro de partículas o "trampearlo", porque son prácticas ilegales y te pueden "cazar" en la ITV.

Filtro de partículas Diesel: ¿cuánto cuesta la reparación?

Existen diferentes formas de reparar una obstrucción del filtro de partículas por no llegar a las condiciones óptimas para la descarbonización de las partículas. En un taller, por ejemplo, se puede llevar a cabo una regeneración forzada, a unos 100-200 euros. La limpieza del filtro se puede realizar de diferentes formas: por ejemplo, disolviendo la suciedad con un detergente específico, lo que no requiere el desmontaje, o con un equipo de ultrasonidos, que trabaja con la inmersión de la pieza en agua y el uso de elementos químicos detergentes, de forma que la limpieza se produce al ponerse en marcha el transductor de ultrasonidos que genera vibraciones que limpian el interior.

También se puede reparar el filtro, manteniendo la carcasa: la tarea consiste en sustituir las celdas internas, lo que garantiza tener el filtro como si estuviera nuevo… a un precio mayor, de unos 500 euros. Reparaciones más costosas ya conllevaría la sustitución entera del filtro de partículas, que podría disparar la factura hasta más de 3.000 euros.

Fuente: autopista.es


La DGT sustituirá los triángulos de emergencia por señales luminosas en los coches

Está previsto sustituirlos por señales luminosas a partir de 2025. El motivo de esta medida es el peligro que conlleva para las personas tener que bajar del vehículo para colocar este triángulo de pre-señalización.

Las señales luminosas sustituirán a partir de 2025 a los triángulos de preseñalización de averías o accidente, según tiene previsto la Dirección General de Tráfico (DGT). El principal motivo de esta medida es el peligro que conlleva para las personas el tener que bajar del vehículo a colocarlos.

Según declaraciones a Europa Press de la subdirectora adjunta de la DGT, Ana Blanco, en 2018, “más de 20 personas fallecieron en autopistas y autovías como consecuencia de este tipo de atropellos". Según los datos oficiales de Tráfico, aumentaron de 208 a 303 los muertos en autopista durante el año pasado, de los cuales el 20% fueron peatones.

El nuevo dispositivo se colocaría en la parte superior del vehículo

El proyecto normativo reformaría los aspectos de cómo debe comportarse el usuario en caso de avería o de requerimiento de auxilio tras un accidente. En el caso del dispositivo, se colocaría en la parte superior del vehículo al ser más visible.

“Hoy por hoy el usuario tiene que abandonar el vehículo e ir a colocar el triángulo, es en ese momento cuando la persona se convierte en vulnerable, por lo que consideramos que es más apropiado permanecer en el vehículo sustituyendo esta preseñalización por la otra”, indicó Blanco, quien puso como ejemplo a Reino Unido, donde está prohibida la colocación de este tipo de triángulos en autopista y autovía.

El triángulo será sustituido progresivamente en un plazo de 5 años

Esta propuesta de regulación contempla un plazo de cinco años en el que el triángulo será sustituido progresivamente por otro medio de señalización luminosa. Actulamente, la regulación solo recomienda el uso de un dispositivo luminoso como elemento opcional.

Sobre este asunto, el Fiscal Coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, apuntó que existe una ley vigente sobre los triángulos “que es la que es y es lo que hay que hacer”. Sin embargo, defendió “aplicarla con flexibilidad y según las circunstancias”.

Por su parte, Noemí Antolín, directiva de la Asociación Nacional de Amputados (Andade), afirmó que el triángulo provoca una “serie de peligros” de los que no se es consciente “hasta que surge algún accidente”.

Fuente: autopista.es


Las multas de aparcamiento con foto ya se pueden recurrir: te contamos cómo

Si te han puesto una multa de aparcamiento con foto en zona SER debes saber que puedes recurrirla. ¿Quieres saber cómo? Te desvelamos todos los detalles.

Los controladores del SER no tienen presunción de veracidad. Esto no es ninguna novedad, puesto que sentencias ganadas por Pyramid Consulting, provocaron que en Madrid se les dotase de dispositivos para captar imágenes. Pero esas imágenes tampoco son prueba suficiente.

De hecho, la Pyramid Consulting ha ganado un nuevo caso con una sentencia estimatoria en relación con una multa del SER. En este caso, se trata de una multa de 90 euros por un estacionamiento cuando se habían activado las restricciones por alta contaminación. Esa denuncia iba acompañada de varias fotografías, pero en éstas no se incluía el lugar exacto de la infracción.

Los controladores del SER no son agentes de la autoridad

Tal y como ya han corroborado varios tribunales, una de las claves radica en que los controladores del SER no son agentes de la autoridad. Por ello, no gozan de presunción de veracidad, es decir, que sus denuncias tienen la misma carga probatoria que la de un particular. Por tanto, deben acompañar cualquier denuncia con las pruebas necesarias para respaldarla.

En el caso mencionado anteriormente, el juez ha determinado que “…el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, en su Sentencia de 7 de septiembre de 2000, donde se indica que es exigible que la infracción de tráfico denunciada venga corroborada con otros medios de prueba distintos de la simple ratificación de la denuncia formulada por el agente del SER que la promovió”.

Multas de aparcamiento con foto: la presunción de inocencia

A pesar de que la denuncia llevaba fotos, se ha estimado parcialmente el recurso porque, tal y como indica la sentencia, no es suficiente:* “(…) Ahora bien, en la referida fotografía sólo consta sobreimpresionado en el lateral superior izquierdo de la imagen una fecha y hora, pero no se identifica el lugar donde se captó”*.

“Por el contrario”, continúa la sentencia, “en otras ocasiones, en este tipo de procedimientos sancionadores la fotografía realizada por el controlador SER incorpora la identificación del lugar (no sólo del día y de la hora), sino también de la calle, lo que no consta en el presente supuesto”.

Multas del SER: todos los detalles

Las multas del SER pueden deberse a tres razones principales: no poner el ticket de estacionamiento, superar el tiempo máximo permitido o ponerlo de forma inadecuada. En cualquier caso, estas denuncias deberán in acompañadas de las pruebas correspondientes.

Pero esas imágenes no tendrían validez como pruebas por sí mismas, tal y como está dispuesto en el art.83.2 Ley Sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial:

  1. No se puede imponer sanción alguna por infracciones tipificadas en esta ley sino en virtud de procedimiento instruido con arreglo a lo dispuesto en este capítulo y, supletoriamente, en la normativa de procedimiento administrativo común.
  2. Los instrumentos, aparatos o medios y sistemas de medida que sean utilizados para la formulación de denuncias por infracciones a la normativa de tráfico, seguridad vial y circulación de vehículos a motor, estarán sometidos a control metrológico en los términos establecidos por la normativa de metrología.

Fuente: autopista.es


Las 6 obligaciones de las aseguradoras que deben cubrir en caso de accidente y que quizá no sabes

Es aconsejable ponerse siempre en manos de abogados expertos en caso de sufrir un accidente de tráfico con lesiones para obtener la indemnización que realmente nos corresponde. Todos los detalles a continuación.

En caso de que se produzca un accidente en carretera, todas las aseguradoras vinculadas a vehículos deben cumplir con una serie de obligaciones ante un accidente en carretera.

En este sentido, la guía elaborada por los expertos de reclamador.es resume las principales responsabilidades que tienen las pólizas frente a un accidente de tráfico. Repasamos los principales puntos a continuación:

Las aseguradoras están obligadas a indemnizar por los daños causados

En un siniestro, independientemente de que se produzca en vías urbanas o interurbanas, el conductor considerado culpable así como la entidad aseguradora del vehículo tienen la obligación de indemnizar a todos los perjudicados por los daños ocasionados (pueden ser tanto personales como materiales).

Para calcular la cuantía, se debe tener en cuenta el Baremo de Accidentes, actualizo por última vez en agosto de 2018. Sin embargo, según indican desde reclamador.es, la oferta de indemnización de las compañías aseguradoras suele estar por debajo de lo establecido en las tablas de dicho baremo, lo que se traduce en una oferta menor para el asegurado de lo que le corresponde por Ley.

Plazo para enviar la oferta de indemnización: 3 meses

Las aseguradoras de los vehículos considerados culpables en accidentes de tráfico no solo tienen la obligación de indemnizar, también deben presentar su oferta o respuesta detallada en el plazo de 3 meses desde que se presenta la reclamación extrajudicial por parte de los involucrados en el siniestro. De no presentar esta oferta, la aseguradora estará obligada a abonar los intereses de demora generados.

Abono de la indemnización, en 5 días

Una vez alcanzada la indemnización pretendida por el interesado, la empresa de seguros dispone de 5 días para satisfacer el pago o consignar la cantidad acordada. Si no se abona en ese plazo, estará también obligada a pagar los intereses de demora.

El informe médico pericial debe estar incluido en la oferta motivada

No es suficiente con la simple trasncripción de los principales puntos del informe pericial elaborado por el médico que atendió a los lesionados en el accidente, la oferta que presente el seguro debe incluir el propio informe donde se desglosan las lesiones y se motiva la cuantía asignada.

La indemnización ofrecida a los perjudicados no puede estar condicionada a no realizar otras acciones legales

En muchas ocasiones, la oferta de la aseguradora se incrementa respecta a la propuesta inicialmente con la condición de que el perjudicado rechace emprender acciones legales posteriores para recuperar la indemnización máxima fijada por Ley. Para que la oferta motivada sea válida, no se puede incluir dicha cláusula.

Las aseguradoras están obligadas a dejar elegir libremente el abogado a los perjudicados

El consejo es que siempre hay que ponerse en manos de abogados expertos en caso de sufrir un accidente de tráfico con lesiones para obtener la indemnización que realmente corresponde y no la primera que ofrece la compañía de seguros.

Muchas veces se desconoce que las pólizas suelen incluir una cobertura de defensa jurídica que cubre los gastos de abogados, procuradores y asesores necesarios para reclamar la indemnización correspondiente.

Esta defensa puede ser ejercida por el equipo legal propuesto por la compañía de seguros o por un abogado externo. En el caso de elegir la segunda opción, no supondrá un gasto extra para el asegurado, puesto que los honorarios de los letrados serán abonados igualmente por el seguro.

Fuente: autopista.es