Cómo actuar si tu coche te deja tirado por un problema con la bateríaLa batería es uno de los componentes que más sufre con las temperaturas extremas. Por ello, te contamos cómo actuar si te deja tirado este verano por un problema.

Si algo hace sufrir a nuestros coches son las condiciones extremas. Da igual frío o calor, ambas alteran y complican el rendimiento óptimo de los componentes de nuestros coches. Y en el puzzle que es un coche, la batería es una de las piezas más delicadas cuando se acercan las temperaturas más extremas.

Tal y como nos cuenta Norauto, los componentes de las baterías son especialmente sensibles a los cambios bruscos de temperaturas. De hecho, las temperaturas demasiado cálidas provocan un degradado más rápido de su vida útil. Y a todo esto se suma el tiempo que nuestro coche ha permanecido parado durante el confinamiento, otro comportamiento que agiliza su envejecimiento.

Por ello, antes de salir de viaje, no es mala idea acudir a un taller especializado para realizar una revisión rápida para comprobar el estado de los líquidos, las ruedas, los filtros y, también, la batería. Esto cobra especial relevancia si al arrancar el coche compruebas cómo a este le cuesta más de lo normal o, incluso, necesitas repetir el intento en varias ocasiones.

¿Qué hacer si me quedo tirado?

Pese a todo, una batería puede dejarnos tirados en el momento menos pensado. Y, además, ese momento menos pensado también suele ser el menos oportuno. Si esto te sucede, prueba con lo siguiente:

  • Pinzas: Llevar unas pinzas en el maletero siempre es una buena idea, ya que nos puede sacar de un buen apuro. En este caso sólo necesitaremos otro coche para conseguir nutrir a nuestra batería con su energía y, así, ponerla en funcionamiento. Eso sí, cerciórate de conectar el borne positivo con el positivo y el negativo con el negativo.
  • Arrancador o Booster: El sistema es el mismo que el de las pinzas, pero no necesitaremos un segundo coche que nos auxilie. Este producto está bien para tenerlo en casa pero es mucho más complicado que las pinzas si lo queremos llevar con nosotros.
  • Cambiar la batería: Hay ocasiones que por mucho que lo intentemos con un segundo coche y unas pinzas o con un arrancador, nos resulta imposible poner en marcha el coche. En estos casos, la mejor solución es cambiar por completo la batería, bien llamando a la grúa o al servicio de asistencia en carretera que tengamos contratado.

Para más información consultar artículo original