Cómo mantener limpios y en buen estado los cristales del cocheLa visibilidad en el vehículo es vital para una conducción segura. El 90 por ciento de la información que recibimos mientras estamos conduciendo llega directamente de la vista, por lo que se antoja más necesario aún que el estado del parabrisas y de los cristales sea el adecuado para no perdernos nada de lo que sucede delante y alrededor de nuestro coche. Es más: puedes recibir diferentes multas si no llevas los cristales como debes.

Durante todo el año es necesario afrontar los diferentes retos que se plantean en función de las temperaturas y de otras condiciones climáticas. Por ejemplo, en invierno tendremos que afrontar heladas y más lluvias; en verano, por su parte tendremos que tener más en cuenta la presencia de suciedad –arena y polvo– en el parabrisas, debido a los viajes más frecuentes a la playa y la montaña.

Sin embargo, te puedes encontrar con esta situación también en invierno, por lo que no está de más seguir los consejos que te damos a continuación:

  • Una recomendación que te sirve para todo el año: vigila el nivel del líquido limpiaparabrisas. En esta época en la que se retoman una mayor cantidad de viajes por las vacaciones es importante que al coche no le falte este líquido que permita eliminar la suciedad del parabrisas durante la marcha y que podría restarnos visibilidad.
  • En estos viajes de mayor duración, y con más frecuencia en verano, se incrustan en el parabrisas los insectos, los cuales son más difíciles de quitar cuanto más tiempo tardemos en limpiarlos. Hazlo con regularidad para no perder visibilidad al volate y para no dañar las escobillas en exceso. Puedes usar previamente un producto repelente del agua sobre el parabrisas para que estos insectos, así como la suciedad, no se peguen tanto y sea más fácil limpiarlo.
  • Con las lluvias y frío, es más habitual que los cristales se empañen. Y en esta situación sí que se puede ver seriamente comprometida nuestra visibilidad. En este artículo te damos todas las claves para desempañar lo más rápido posible el parabrisas de tu coche.
  • En invierno es muy frecuente encontrarnos con el parabrisas del coche con una capa de hielo si lo hemos dejado aparcado a la intemperie. Hay formas de prevenirlo antes de llegar a tal situación; si ya no hay vuelta atrás, aquí te explicamos lo que SÍ y lo que NO debes hacer para eliminar los restos de hielo del cristal.
  • Como decíamos, en verano es muy habitual que la suciedad protagonista en el parabrisas sea el polvo y la arena, ocasionada muchas veces por cierto tipo de lluvias. Antes de empezar a circular en estas circunstancias, limpia el cristal y evita usar las escobillas hasta que el parabrisas esté limpio del todo; sino, puedes extender la suciedad y podrías rayar el cristal. Utiliza una botella o una garrafa de agua para estas tareas.
  • Un consejo útil al usar el limpiaparabrisas: al hacerlo en marcha, no lo hagas con el sol de cara, ya que durante unos segundos puedes perder visibilidad por el efecto de los rayos del sol sobre el líquido y sobre la suciedad.
  • Y para terminar, unos consejos útiles de Carglass: para limpiar los cristales sin rayarlo, puedes emplear esponjas, paños blandos o cepillos de cerdas suaves; para machas más incrustadas, puedes usar un poco de bicarbonato de sodio con un paño de microfibra; puedes también dejar una toalla o paño empapado en agua y jabón durante un rato en el cristal para que la suciedad se ablande y así limpiar más fácilmente los cristales.

Para más información consultar artículo original