¿Compraste coche entre 2006 y 2013? Podrían devolverte 1.500 euros