¿Cuál es la situación real de Tesla? ¿Es solvente desde el punto de vista económico? A los objetivos no logrados de producción del nuevo Model 3 se une ahora el despido de al menos 700 empleados.

Muchas dudas en los últimos días a cerca del fenómeno Tesla Motors. Hace unas semanas, Autopista.es te informó de los problemas de producción por los que estaba atravesando la compañía estadounidense, al no cumplirse los objetivos iniciales de fabricación del nuevo Model 3, que indicaban la fabricación de al menos unas 1.500 unidades y del que sólo se habían producido apenas 260 unidades.

El propio Elon Musk, cofundador de Tesla Motors, anunció que la velocidad de crucero de la producción del nuevo Model 3 debería ser de unas 5.000 unidades a la semana, por lo que este nuevo coche cien por cien eléctrico debería constituirse en la «auténtica gallina de huevos de oro» de la compañía y en el vehículo definitivo que permitiría a Tesla su expansión definitiva por todo el mundo. En agosto, Tesla anunció que ya tenía 455.000 pedidos en firme del sedán de bajo coste Model 3, cuyo precio básico parte de los 35.000 dólares.

Sin embargo, las últimas noticias que van llegando desde el otro lado del Atlántico no son nada optimistas. El último balance en la cuenta de resultados de Tesla Motors anuncia unas pérdidas de un 39 por ciento en lo que va de año, comparado con el mismo período de 2016. A todo ello hay que añadir la reciente noticia del despido de al menos 700 trabajadores, cifra que baja en torno a los 400 empleados según las fuentes de donde provenga la información.

Según informan medios como The Mercury Times y The Daily Mail, el despido la semana pasada de entre 400 y 700 empleados obedece a parte de la revisión «anual» de la actividad de la compañía. La cifra de trabajadores que ha despedido Tesla Motors la ha proporcionado los propios empleados de la compañía, según señala The Mercury Times.

Al respecto, la empresa estadounidense ha matizado que los puestos en cuestión, a los que no se refiere como «despidos», son administrativos o de ventas y aseguró que hará nuevas contrataciones en la mayoría de vacantes, sin cuantificarlas.

«Como en cualquier compañía, especialmente una con unos 33.000 empleados, las revisiones de actividad ocasionalmente resultan en salidas de trabajadores. Tesla va a seguir creciendo y contratando nuevos empleados en todo el mundo», indicó un portavoz de Tesla Motors.

Los planes «locos» de Elon Musk y las críticas de los accionistas

Visionarios, adelantados a su tiempo… entre los próximos planes de Tesla Motors se encuentran proyectos de todo tipo. Además de querer ser la marca de vehículos eléctricos de referencia a nivel mundial, la empresa norteamericana también quiere marcar un antes y un después al proponer diversas alternativas «un tanto locas» de movilidad del futuro.

El primero de sus próximos nuevos planes a corto plazo está el estreno de un camión cien por cien eléctrico que revolucionará la tecnología del transporte pesado más eficiente, según ha enunciando en innumerables ocasiones Tesla Motors. Sobre estos nuevos camiones eléctrico, incluso se ha adelantado que en un futuro no muy lejano podrían tener una autonomía de unos ¡1.600 km!

La gigafactoría de baterías y de sistemas de recarga, la mayor fábrica de este tipo a nivel mundial, estará lista para funcionar a pleno rendimiento a finales de 2017, según aseguró el propio Elon Musk.

El siguiente proyecto que revolucionará la movilidad del futuro, según Tesla, será la gran red de túneles bajo tierra y el denominado hyperloop, una especie de tren supersónico que «levitará» en unos mega-modernos túneles «en vacío» al aire libre. Estos vehículos hyperloop podrán llegar a alcanzar los 1.000 km/h de velocidad máxima

Los planes de Elon Musk también son «extraterranales», ya que quiere ser uno de los referentes del transporte espacial, al pretender construir una serie de cohetes de nueva generación para aumentar el número de viajes a la Luna y a Marte.

Todos estos proyectos y las últimas noticias económicas nada optimistas acerca de la situación y de la viabilidad de Tesla Motors han hecho aumentar el número de críticas de los accionistas de la compañía hacia el propio CEO de la misma, Elon Musk. Las voces más discordantes discrepan de cómo gestiona el funcionamiento de la empresa, movido en muchas ocasiones por intereses individuales y un tanto «irreales» en lugar de llevar a cabo acciones más prácticas que aseguren la rentabilidad de la empresa.

Fuente: autopista.es