Y sólo los “coches listos” sobrevivirán. Las carreteras conectadas serán las causantes de esta selección intelectual de los vehículos.

El CEO de Ford, Jim Hackett, cree que en los próximos años la manera de entender la movilidad será totalmente diferente. “El futuro para Ford no es equivalente a tener que renunciar al automóvil”, ha manifestado Hackett en la Cumbre de Directores Generales de Michigan en Detroit (EE.UU), y ha añadido que más pronto que tarde “no habrá coches tontos en las carreteras”.

Para Hackett “coches tontos” son prácticamente el cien por cien de los automóviles que actualmente circulan por las carreteras. A medida que las carreteras se conecten, que intercambien datos con los vehículos, sólo sobrevivirán los modelos “inteligentes”, los únicos capaces de circular ya que se les exigirá tener una capacidad intelectual para hacerlo.

Tan convencido está su teoría que Hackett está presionando a Ford para que cambie su mentalidad como compañía e invierta en los vehículos conectados, autónomos y eléctricos. «Tenemos que evolucionar para ser cada vez más inteligentes», considera Hackett, “hay que ser capaces de pensar en un coche como si fuese un ordenador con ruedas”.

Fuente: autopista.es