El efecto pantalla: te decimos cómo evitar este gran peligro con tu cocheAl volante, muchas son las situaciones de peligro que te puedes encontrar, ya sea por el propio estado de la carretera o por las posibles condiciones climatológicas. En este aspecto, te explicamos qué es el efecto pantalla y cómo lo puedes evitar.

Asfalto en mal estado, lluvia, grandes charcos, conductores imprudentes… son tantas y tantas las situaciones peligrosas que los conductores se pueden encontrar al volante que conviene extremar la precaución en cada instante. En este sentido, te contamos qué es el efecto pantalla, otro de los peligros que nos podamos encontrar cuando conducimos.

En días con mucho viento, es cuando nos podemos encontrar con el efecto pantalla, que puede producirse a la salida de un túnel o cuando se termina de adelantar a un vehículo de grandes dimensiones (un camión o un autobús). En este tipo de casos –en un túnel o en el momento de adelantar-, el vehículo queda “protegido” por el efecto pantalla que produce el vehículo de grandes dimensiones o el túnel. Una vez que se sale del túnel o cuando se termina de adelantar al vehículo de grandes dimensiones, es el momento en el que hay que extremar la precaución, puesto que el efecto pantalla termina y el viento puede golpear con fuerza y de manera lateral nuestro vehículo. En estos instantes, conviene estar preparado y sujetar con firmeza la dirección del coche ante la posible sacudida lateral que se pueda experimentar.

Al salir de este efecto pantalla, la sacudida lateral tras adelantar al camión o al autobús puede enviarnos a la mediana, muro o guardarraíl que delimita los sentidos de los carriles de una autopista o de una autovía. En el caso de la salida de un túnel, el efecto del fuerte viento puede ser aún más impredecible y peligroso, puesto que no se sabe exactamente la dirección en el que sopla.

Así que ya sabes: para evitar los posibles efectos peligrosas que pueda provocar esa sacudida lateral que se produce cuando termina el efecto pantalla, lo mejor es mantener la concentración y sujetar con firmeza y decisión el volante de nuestro coche.

Fuente: autopista.es