El truco infalible para desempañar los cristales del coche con lluviaLo que en ningún caso se debe hacer para desempañar el cristal es frotarlo con un trapo, un papel y mucho menos con la manda de la prenda de ropa que llevemos puesta.

Cuando llega la lluvia, llega la falta de visibilidad a la hora de conducir. Al agua que cae sobre el parabrisas, hay que sumar que los cristales tienen más tendencia a empañarse. Esto se produce debido a la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior del cristal del coche, por lo que el vapor de agua del ambiente se deposita en la cara interior de la luna y de los cristales laterales. Si además se le añade el frío, es posible que hasta los retrovisores y las ventanillas también se empañen.

Lo mejor para secar un cristal empañado es dirigir el aire caliente al foco del problema y así compensar el frío exterior. Para ello se deberá poner la calefacción y el ventilador al máximo, según las recomendaciones del RACC.

Aunque parece una contradicción, hay que combinar el aire caliente con el aire acondicionado, ya que este está preparado para reducir la humedad. En este caso no se debe utilizar la recirculación, que en verano va muy bien pero para combatir el vaho es contraproducente. Más sencillo es para los conductores que tengan un coche más moderno con climatizador ya que, generalmente, cuentan con un botón que sirve precisamente para desempañar el parabrisas.

Recomendaciones antes de arrancar el coche

Cuando las mañanas son frescas y húmedas, lo ideal es poner el coche en marcha y esperar hasta que el motor se empiece a calentar. De este modo se consigue que el parabrisas esté a una temperatura adecuada gracias a la calefacción, y no habrá problemas de visibilidad.

Ya en circulación, para evitar que los cristales vuelvan a empañarse hay que mantener una temperatura correcta en el habitáculo. Lo recomendable sería poner una temperatura de 18 o 19 grados para que se note el efecto sobre los cristales empañados.

Lo que en ningún caso debemos hacer para desempañar el cristal es quitar el vaho con un trapo o un papel. Y muchos menos con la manga de la camisa. Lo mejor es probar a limpiar el interior de nuestros cristales a conciencia y después aplicar una capa de producto antivaho.

Para más información consultar artículo original