Esta acción habitual en el coche puede suponerte ya hasta 80 € de multaLa mascarilla es indispensable ya en nuestras vidas y en cualquier recorrido que hagamos en coche. No llevarla puede acarrear sanción… pero también el lugar en el que la dejemos cuando su uso no es obligatorio.

Mascarilla, mascarilla y mascarilla. La crisis del coronavirus nos deja un nuevo elemento indispensable ya en nuestras vidas, y veremos hasta cuándo. De momento, y atendiendo a las cifras actuales de contagios y transmisión, parece que va para largo, así que no queda otra que acostumbrarnos a ella por nuestro bien y el de la salud pública, al demostrarse como la principal arma en la lucha contra el Covid-19.

Al salir de casa y subirte al coche, por tanto, junto al móvil, la cartera o el bolso, ya la mascarilla es obligatoria como complemento. Y ya lo sabes: siempre que viajes en el coche con personas con las que no convivas, estás obligado a circular también con ella puesta correctamente. De lo contrario, te expones a multas ya de 100 euros, tal y como recoge el Real Decreto que aprobó el Gobierno para la llamada nueva normalidad.

Por tanto, únicamente si viajes solo en el coche, o con personas con las que convivas, podrás viajar sin la mascarilla puesta. Y también si cumples alguna de las excepciones contempladas actualmente: persona con dificultades respiratorias cuyo uso empeora su condición; motivos de salud debidamente justificados, o personas que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que lo hagan inviable.
Hasta aquí, todo queda claro y ya bastante conocido. Sin embargo, en los casos en los que no hay que llevar puesta la mascarilla en el coche, ¿sabemos qué hay que hacer con ella? Una práctica cada vez más habitual y que vemos con frecuencia en los automóviles que nos encontramos a nuestro paso supone colgarla en el retrovisor para tenerla siempre a mano. Error.

Tal y como recuerdan desde OcasionPlus.com, esta acción habitual supone ya multas de hasta 80 euros. ¿Por qué? El Reglamento General de Circulación recoge, en su artículo 19, la obligación de que el conductor mantenga en todo momento el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción para garantizar su propia seguridad, la de los pasajeros y la del resto de usuarios.

Es evidente, por tanto, que colgar la mascarilla en el retrovisor reduce el campo de visión y empeora la visibilidad sobre todo en giros, pudiendo además ser motivo ya también de distracción cuando se mueve. Por ello, esta acción puede considerarse como una infracción tipificada como leve, con multa de 80 euros. Y además debes saber también que, al margen de la cuantía económica, es una práctica poco higiénica que puede contaminar también la mascarilla. No lo hagas.

Para más información consultar artículo original