Esta será la indemnización para quienes compraron coche entre 2006 y 2013: llegan miles de demandas

Los afectados por el cártel que se desarrolló entre 2006 y 2013 ya piden sus indemnizaciones. Te contamos cuánto reclaman.

Hace unos días te contamos la sentencia del Tribunal Supremo sobre una historia judicial que ya duraba seis años. El mayor órgano jurídico daba cerrado el asunto y confirmaba que sí, que entre 2006 y 2013 el 91 por ciento de las marcas que operaban en España llegaron a un acuerdo para fijar precios y encarecer sus productos. Los 171 millones de euros impuestos por la CNMC a las marcas en concepto de multa (la más alta de su historia) se ajustaba al proceso. Pero, ¿qué pueden hacer los afectados?

Evidentemente, el carpetazo del Tribunal Supremo ha agotado la vía judicial a las marcas afectadas, quienes habían interpuesto casi dos decenas de recursos contra el proceso. De todas ellas, con dos bancos incluidos, sólo Mazda pudo demostrar su inocencia y ha conseguido evitar una multa de 650.000 euros. Sin embargo, la decisión del Supremo abre la posibilidad de reclamar a todos los afectados, que se calculan a partir de las 10 millones de transacciones que se hicieron en España en dicho periodo temporal.

Los afectados, entre los que se encuentran particulares pero también empresas de gestión de flotas, tendrán la posibilidad de reclamar un dinero que, en algunos casos, puede llegar al 15 por ciento del valor del vehículo en el momento de su compra. De hecho, el Juzgado de lo Mercantil de Cádiz ya ha dado la razón a un afectado que ha conseguido recuperar 2.000 de los 25.000 euros que tuvo que desembolsar en su día por comprar un coche.

El cártel para la fijación de precios incluso incluía los servicios de talleres, reparación y mantenimiento por lo que todas las facturas que acredite el afectado, desde la compra a las visitas rutinarias al taller, incluidas las averías inesperadas, servirán para acreditar el daño recibido. También puede ser esencial mantener la ficha técnica del vehículo.

Quienes así lo prefieran, podrán formar parte de las demandas conjuntas que preparan la Agrupación de Afectados por el Cártel de Coches (AACC) y el bufete Cremades & Calvo-Sotelo, quienes están colaborando en el proceso. Según sus estimaciones, los afectados podrán recuperar entre un 10 y un 15 por ciento de lo pagado en su momento, por lo que por un coche de 15.000 euros esperan recuperar entre 1.500 y 2.250 euros.

Para más información consultar artículo original