Esto es lo que subirá la letra del coche a partir ya de este próximo mes de enero

El pasado viernes te adelantamos la mala noticia, una más en el sector del automóvil en el último año: el Gobierno confirma que, desde el 1 de enero de 2022, subirá el impuesto de matriculación para la mayoría de vehículos en España. Esta vez no se trata de una nueva tasa o gravamen, sino, directamente, del fin de la enmienda que este año permitió su congelación para aplazar el incremento del impuesto provocado por la actualización de la nueva norma WLTP, que ha modificado la homologación de emisiones de CO2 de los coches que es, en la práctica, la cifra que dicta esta tasa.

Así, al concluir el próximo 31 de diciembre esta enmienda de congelación, a más emisiones de los coches, más tramo a pagar por el impuesto de matriculación y, por consiguiente, más caro será el precio total del vehículo nuevo a adquirir. Como ya te contamos, las primeras estimaciones apuntan a un encarecimiento global de entre 600 y 1.000 euros de media en el precio final de los coches.

Ahora bien, ¿cómo se traduce este mayor coste en el precio que, normalmente, paga el cliente cada mes? Sumauto vuelve a incidir en que “el factor clave para un conductor a la hora de adquirir un vehículo nuevo no es tanto su precio final sino la capacidad de acceder económicamente a él, es decir, qué parte de su renta mensual debe dedicar a financiarlo”. Y, para ello, ya tenemos un primer cálculo también.

Así, según Sumauto, la subida del Impuesto de Matriculación en enero de 2022 significará un encarecimiento en la letra mensual del coche de 12 euros, lo que supondría al menos 144 euros más cada año. Esta cifra, indica además, es superior a la estimada a principios de año antes de que se congelase la subida, debido a la actual falta de coches por la crisis de los semiconductores, que está provocando ya también una disminución real de las acciones comerciales de fabricantes y distribuidores.

Con menos ofertas y descuentos, el precio de los coches continúa subiendo, y ya lleva tiempo haciéndolo a un ritmo que nadie esperaba. De hecho, según la Agencia Tributaria, el precio medio de un vehículo nuevo en 2020 ascendió ya a 19.081 euros, frente a los 16.700 euros del año 2016, es decir, un crecimiento del 14% en apenas tres años. Esta subida supera notablemente a la subida salarial registrada en el mismo período en España, que fue del 5,3%, según el último dato de la Encuesta de Estructura Salarial del INE.

Para más información consultar artículo original