Impuesto al diésel: última hora en la aplicación de la nueva tasa a estos coches

¿Impuesto al diésel, sí o no? Es la gran pregunta de las últimas semanas. El Gobierno lo contemplaba en sus Presupuestos Generales del Estado, pero finalmente parece que se eliminará.

Un día sí, y otro no. Unas horas anuncios, y otras desmentidos. En las últimas semanas el conocido como nuevo Impuesto al diésel ha acaparado grandes titulares en todos los medios de comunicación, y especialmente en los especializados: sin duda, era la propuesta incluida en los nuevos Presupuestos Generales del Estado que negocia el Gobierno para 2021, que más afectaba al automovilista.

Desde hace dos años, el Ejecutivo del PSOE lleva en sus programas la inclusión de esta nueva tasa que prevé la equiparación de los hidrocarburos, eliminando así la bonificación que hasta ahora tenía el diésel. Esta medida supondría un encarecimiento del litro de gasóleo en unos 3,8 céntimos por litro, lo que suponía una recaudación extra para el Gobierno de 500 millones de euros.

Sin embargo, todo apunta ya a que este nuevo Impuesto al diésel no entrará en vigor en 2021. Si Ciudadanos ya anunció hace días que había acordado esta eliminación en las negociaciones de los presupuestos, hoy ha sido el PNV el que directamente ha anunciado en rueda de prensa un acuerdo para que el Gobierno, definitivamente, considere la enmienda a esta medida concreta y no se incluya en el programa a aprobar.

Así lo ha anunciado directamente el portavoz del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el Congreso, Aitor Esteban, en una comparecencia extraordinaria. Su partido exigía la eliminación de esta tasa. “Anunciar un avance importante para la aprobación de una serie de enmiendas: la eliminación del Impuesto al diésel, 50 millones para un Plan Renove de máquina-herramienta, 6 millones para el soterramiento de Zorroza en Bilbao y la creación de una nueva figura contractual en el desarrollo de la formación dual universitaria”, ha declarado Esteban.

Con este acuerdo, el PNV ve más cerca apoyar los nuevos Presupuestos Generales del Estado planteados por el Gobierno, ya que “posibilita seguir dialogando y profundizando”. Como hemos dicho, ni Ciudadanos, ni el FMI veían tampoco conveniente este nuevo impuesto, tal y como se ha ido conociendo en las últimas horas.

Quien no parece estar de acuerdo en esta negociación es Unidas Podemos, partido socio del Gobierno, quien a través de su portavoz de Transición Ecológica en el Congreso, Juantxo López de Uralde, ha asegurado en Twitter que no solo es una medida antiecológica, sino que además no va a ayudar a la industria en España, poniendo de ejemplo que Reino Unido ha anunciado que va a prohibir la venta de vehículos de combustión en 2030.

“No igualar la fiscalidad de los hidrocarburos con la media europea beneficia sobre todo a las empresas petroleras, perjudica al estado ya que reduce la recaudación, y también al medio ambiente y la salud. Estamos muy lejos de Europa”, ha declarado.

Para más información consultar artículo original