Con esta aplicación los conductores conocerán el precio del combustible y podrán pagar con el móvil. Los gestores de la gasolinera también tienen beneficios.

El Internet de las Cosas (IoT) está cada vez más presente en nuestro día a día y en esta tecnología se basa la aplicación española iPetrol, útil tanto para el conductor que va a repostar su vehículo como para el gestor de la gasolinera.

Gasolineras automáticas

Lo primero que percibirá un conductor al llegar a una estación de servicio equipada con iPetrol es que está totalmente automatizada. A través de una app móvil, el usuario conocerá antes de repostar el precio del combustible y también podrá  pagarlo directamente con el teléfono móvil.

Precios competitivos

Para los gestores de una gasolinera, iPetrol cuenta con una interfaz web y una aplicación para smartphones que permite realizar el control y seguimiento del funcionamiento de la estación de servicio. Gracia a esta tecnología se puede conocer el precio de los combustibles de gasolineras cercanas y ajustar los propios haciéndolos más competitivos.

“Ahora que el precio de los carburantes ha vuelto a subir, la competitividad es clave. Las gasolineras inteligentes ya están preparadas mediante la monitorización de parámetros para comparar sus precios con los de las estaciones más cercanas y así ofrecer un producto más competitivo. Una estación de servicio domotizada puede optimizar”, explica Luis Ángel Martín, director de distribución y expansión internacional de iPetrol.

Optimización energética

Además, iPetrol ayuda a realizar una gestión eficaz de la energía optimizando las condiciones lumínicas de la estación de servicio. La tecnología de control de luces, horario y reloj astronómico permiten el apagado y encendido de la iluminación de las pistas de los monolitos en el momento más adecuado, lo que ahorra costes de funcionamientos y pérdidas de clientes por malas condiciones lumínicas. 

Fuente: autopista.es