La DGT ya usa radares con efecto Doppler para multar: totalmente indetectablesTráfico cuenta en la actualidad con diferentes tipos de radares, y algunos de ellos no son visibles ni están señalizados. Es más, son indetectables. Por lo que no cumplen su función de prevención.

Recientemente las autoridades del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de León han denunciado a dos personas por sendos delitos contra la seguridad vial con motivo de controles de velocidad efectuados en la A-6 y A-66, donde se detectó a uno de ellos circulando a 212 km/h, y a otro vehículo de alta gama a 217 km/h. Las infracciones fueron detectadas por radares de tráfico durante los días 15 y 16 de febrero.

Estas personas, que ya han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de La Bañeza y de León, podrían ser condenadas a penas de prisión de seis meses a dos años, o multas de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, a la privación del derecho a conducir por un tiempo de uno a seis años.

En un comunicado, la Benemérita explica que la Agrupación de Tráfico en la actualidad cuenta con varios modelos y tipos de radares, pero todos ellos enfocados a la prevención de dichas conductas intentando ser visibles y prevenir accidentes.

Novedades tecnológicas

Sin embargo, la Guardia Civil de Tráfico está usando nuevos radares como los Veloláser, unos cinemómetros “indetectables” pensados para convertirse en la pesadilla de aquellos que circulen a más velocidad de la que deberían; o los radares de vehículos uniformados, que utilizan ondas de efecto Doppler para pasar desapercibidos.

Así, los radares Veloláser son unos aparatos que miden menos de 50 centímetros, pueden colocarse en cualquier punto kilométrico, bien sobre un trípode o adosado al lateral de un coche de la Guardia Civil. Incluso una patrulla de motoristas puede realizar una verificación de alcoholemia, drogas o velocidad con los nuevos modelos. Al contar con tecnología 4G, puede funcionar a distancia y es indetectable al utilizar un sensor láser de tecnología LIDAR, según explica la Benemérita.

Por su parte, el segundo de los métodos también es indetectable para los sensores convencionales, pues las ondas de efecto Doppler funcionan en bandas de frecuencia distintas a los detectores de radares. “Este es el nuevo concepto que la agrupación quiere transmitir: que todos los conductores que circulan por las carreteras sepan que cualquier vehículo, uniformado o no, incluso las motocicletas, pueden portar un equipo radar de controlar las velocidades desde el mismo vehículo o a distancia”, concluye el cuerpo.

Para más información consultar artículo original