La prohibición de vender coches diésel y gasolina es ilegal, según EuropaLa comisaria europea de Industria y Mercado Interior ha recordado que las prohibiciones de vender coches diésel y gasolina son ilegales.

Al igual que ya sucediera a principios de año, la Unión Europea se ha reafirmado en que prohibir la venta de coches diésel y gasolina es ilegal. Esta postura, que ya conocimos a través del comisario europeo Arias Cañete, ha sido reafirmada por Elzbieta Bienkowska, comisaria europea de Industria y Mercado Interior.

Tal y como recoge Europa Press, en una respuesta por carta al Parlamento danés, el cual preguntaba sobre la posibilidad de implantar esta medida, la comisaria señala que prohibir la comercialización, importación y matriculación de los vehículos de combustión por parte de un Estado miembro es incompatible con las leyes europeas.

En la respuesta, Bienkowska anima a Francia, España, Reino Unido, Holanda e Irlanda, países que han anunciado distintas prohibiciones entre 2030 y 2040, a participar en una discusión en el Consejo de Europa, aunque sí señala que las ciudades pueden restringir la circulación como medidas para reducir la contaminación.

El caso danés hace tiempo que sobrevuela las instituciones europeas. Tal y como ya te hemos contado, el Parlamento de Dinamarca presentó tiempo atrás una normativa en la que se contemplaban dichas prohibiciones, pero la respuesta desde la Comisión Europea fue clara: “no se puede prohibir el uso de un producto que cumple con la normativa europea”.

¿Cómo nos influye en España?

En la respuesta, la comisaria europea interpela directamente a Francia, que ya ha sacado adelante una normativa por la que prevén prohibir la venta de vehículos nuevos de combustión a partir de 2040, y España, entre otros.

En concreto, la situación española es particular. El Ejecutivo de Pedro Sánchez está intentando sacar adelante la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, en fase de anteproyecto de ley en estos momentos, que ha ido evolucionando con el paso del tiempo, especialmente tras las declaraciones del comisario europeo Miguel Arias Cañete, quien ya había avisado de que este tipo de prohibiciones son ilegales.

Por ello, el último cambio, recogido en el mes de febrero, en el anteproyecto de ley se escribía que el objetivo es “alcanzar un nivel neto de cero emisiones en 2050”. El mismo que la Comisión Europea ha anunciado como meta en diversas ocasiones. ¿Y cómo se pueden alcanzar las cero emisiones en tres décadas si no es prohibiendo la venta de vehículos de combustión?

Es decir, lo que el Gobierno español plantea es una prohibición a futuro sin mencionarla expresamente. Exactamente lo mismo que hace la Unión Europea, quienes señalan que con la normativa actual no se puede prohibir la venta de un producto que cumpla las normas de comercialización. La pregunta es: ¿cumplirán los coches de combustión todas las normas para que su venta sea legal en Europa dentro de unos años?

Para más información consultar artículo original