Los coches se comunicarán entre sí de los accidentes y peligros en las carreterasVolvo sigue siendo pionera en el campo de la seguridad y la tecnología, y lo vuelve a demostrar. Sus coches se comunicarán entre sí para hacer las carreteras más seguras.

Cuando hablamos de seguridad y coches en una misma frase, resulta imposible que Volvo no salga en la ecuación. El fabricante sueco ha sido pionero en muchos de los sistemas de seguridad que hoy día son comunes en los vehículos: comenzando por el cinturón de seguridad de tres anclajes, algo vital para salvar vidas, hasta el más moderno sistema de frenada de emergencia en ciudad, que no tardará en ser obligatorio en todos los coches nuevos.

Volvo quiere seguir siendo la referencia en este sentido, pensando en mejorar la seguridad de sus conductores y la de todos que se muevan por carretera. Por eso, a partir del año 2020, todos sus coches nuevos se podrán conectar entre sí para advertirse de potenciales peligros. Lo harán mediante una red basada en la nube, gracias a los sistemas “Hazard Light Alert”, de alerta de peligro (muy útil, por ejemplo, en curvas ciegas o cambios de rasante), y el “Slippery Road Alert”, que alerta ante una posible carretera resbaladiza.

La marca sueca quiere además que otras marcas empiecen a utilizar este tipo de tecnología, de cara a hacer que las carreteras sean más seguras para todos los conductores. “Cuantos más vehículos compartan datos de seguridad en tiempo real, más seguras serán nuestras carreteras. Esperamos establecer más colaboraciones con socios que compartan nuestro compromiso con la seguridad”, ha dicho Malin Ekholm, director del centro de seguridad de Volvo Cars.

Esta tecnología ya la viene usando Volvo en sus coches de la serie 90 en Suecia y Noruega desde el 2016. “Compartir datos de seguridad en tiempo real entre automóviles puede ayudar a evitar accidentes. Los propietarios de coches Volvo contribuyen directamente a hacer que las carreteras sean más seguras para otros conductores, mientras que también se benefician de alertas sobre condiciones potencialmente peligrosas”.

Recientemente, Volvo adelantó otras novedades para su gama en materia de seguridad: por ejemplo, también a partir de 2020, todos sus coches estarán limitados a 180 km/h; a partir de 2021 se sumará el sistema “Care Key”, que permite al dueño de un coche establecer un límite de velocidad en el coche cuando se lo presta a otro conductor; además, incorporarán sistemas que permitan detectar cuándo un conductor está bajo los efectos del alcohol y las drogas.

Fuente: autopista.es