Los medicamentos que dan sueño y pueden ser peligrosos al volanteUno de cada cinco conductores en España se medica como parte de sus tratamientos. Mucho ojo, porque muchos de estos medicamentos pueden afectar a nuestras facultades al volante.

Si bien los avisos en determinados medicamentos no te prohíben conducir si los estás tomando, sí que advierten a los conductores de los posibles efectos. Y estos, ya os decimos, no son nada recomendables para combinar con la conducción.

Desde el pasado año 2007, la ley exige en España que los medicamentos que afecten a las capacidades de conducir un vehículo (o manejar maquinaria) deben avisar, mediante el siguiente pictograma en la caja y mediante las indicaciones correspondientes en el prospecto, de los posibles efectos si se toman y vas a conducir después.

No pienses que solo los típicos medicamentos para tratar la ansiedad o los antidepresivos y antihistamínicos tienen efectos secundarios en el conductor que pueden afectar a su sistema nervioso, producir mareos o sueño. Otros muchos –y muy habituales e incluso sin receta– pueden producir este tipo de consecuencias, tales como los analgésicos, los colirios o los anticatarrales.

Medicamentos y conducción: recomendaciones de la DGT

¿Qué efectos tienen estos medicamentos a la capacidad para conducir? Pasando por la somnolencia, la visión doble, visión borrosa, o la dificultad para concentrarse o estar alerta, hasta la sensación de vértigo, lentitud de reacciones, falta de coordinación, desvanecimientos o mareos.

¿Cuándo se necesita prestar especial atención si te estás medicando y vas a conducir? Sobre todo, al comienzo de cada tratamiento o cuando se produce un cambio en la dosis y cuando se están tomando varios medicamentos a la vez. Se debe estar alerta igualmente si el conductor está cansado, si es una persona mayor y, obviamente, si se consume alcohol.

La DGT recomienda siempre preguntar al profesional sanitario sobre los riesgos de conducir durante dicho tratamiento, y por supuesto, no ingerir alcohol cuando se toman medicamentos.

Medicamentos y conducción: cuáles pueden afectar a la conducción y cómo

A continuación, te dejamos con un resumen claro y directo de cómo los medicamentos pueden afectar a la capacidad del conductor para manejar un vehículo. Estos son, en síntesis, los que se utilizan para tratar las alergias, catarro, gripe, sueño, ansiedad, depresión, psicosis, epilepsia, diabetes, párkinson, dolor, migrañas y afecciones oculares.

  • Trastornos del sueño (hipnóticos): somnolencia, disminución de la atención y disminución de la capacidad de reacción.
  • Ansiedad (ansiolíticos): somnolencia, disminución de la atención y disminución de la capacidad de reacción.
  • Depresión (antidepresivos): nerviosismo, ansiedad, somnolencia, alteración de la coordinación, visión borrosa.
  • Gripe y catarro (antigripales y anticatarrales): somnolencia.
  • Dolor (analgésicos): somnolencia, disminución de la capacidad de concentración y de reacción, mareo.
  • Alergias (antialérgicos): somnolencia, capacidad de reacción reducida, visión borrosa (colirios).
  • Migrañas (antimigrañosos): somnolencia, mareos, debilidad.
  • Afecciones oculares: visión borrosa.
  • Psicosis (antipsicóticos): somnolencia, mareo, agitación, cansancio.
  • Epilepsia (antiepilépticos): somnolencia, mareos, visión borrosa, fatiga, sensación de debilidad).
  • Párkinson (antiparkinsonianos): somnolencia, episodios repentinos de sueño, espasmos, visión borrosa, confusión.
  • Diabetes (antidiabéticos): hipoglucemia.
  • Antihistamínicos: somnolencia, capacidad de reacción reducida.

Medicamentos y conducción: ¿pueden dar falsos positivos?

Ya no es solo una cuestión de seguridad: no conducir mientras te medicas te puede prevenir también de sufrir un falso positivo en los controles antidroga de las autoridades de Tráfico a pie de carretera. Del 17 por ciento de los conductores que dan positivo, el 2 por ciento se corresponde al consumo de medicamentos.

En este enlace tienes la lista de medicamentos que pueden dar un falso positivo en un test antidroga. ¡Ojo! Incluso el ibuprofeno está en la lista.

Para más información consultar artículo original