Los vehículos que tendrán que llevar este dispositivo obligatorio para poder circular

Los conductores de transporte de pasajeros deberán pasar por un test de alcoholemia cuando quieran arrancar su vehículo. ¿Desde cuándo será obligatorio?

Ya queda menos para conocer todos los detalles de la nueva Ley de Tráfico, que está pendiente de aprobarse en su totalidad en el Senado. Eso sí, hemos sabido que ha sido el propio PSOE quien, a través de una enmienda ya aprobada, se han modificado los planes iniciales sobre la instalación obligatoria de instalar un alcoholímetro antiarranque en determinados vehículos.

Este sistema, cuya instalación ronda los 1.000 euros de coste, será obligatorio a partir del 6 de julio de 2022 en un determinado tipo de vehículos: el de transporte de pasajeros. Los conductores deberán pasar el test de alcoholemia y no dar positivo si quieren arrancar el motor del vehículo. Se confirma así una de las novedades que pretendía estrenar el Gobierno en la renovada Ley de Tráfico.

Eso sí, también se ha sabido que en esta gran novedad no está incluida la obligatoriedad de instalar estos dispositivos en los vehículos de transporte de mercancías. Como ya os comentamos la semana pasada, la Comisión de Interior del Senado aprobó el informe definitivo de la ponencia del proyecto de la nueva Ley en el que se introducían los cambios pertinentes: en este caso, desde el Gobierno comentaron que “el sector de transportes de mercancías no ha demandado la incorporación de estos dispositivos a los vehículos N2 y N3”.

La idea de la DGT es la de que se vaya extendiendo poco a poco la instalación obligatoria de este dispositivo, que busca evitar que los conductores se pongan al volante después de haber bebido alcohol. En primera instancia, como ya hemos dicho, y a partir del próximo 6 de julio, serán los conductores de transporte de pasajeros los primeros en estrenar esta gran novedad de la Ley de Tráfico.

Para más información consultar artículo original