Nuevas pruebas Euro NCAP: los asistentes a la conducción de los coches, a examenEntre las nuevas evaluaciones que se incluyen en el programa europeo de seguridad Euro NCAP, se ponen a prueba los sistemas de asistencia en carretera. Un total de diez coches han tenido que hacer frente a los requisitos de esta prueba.

Con el objetivo de que los fabricantes de automóviles desarrollen vehículos más seguros, el Programa Europeo de Evaluación de Automóviles Nuevos (Euro NCAP) actualiza sus protocolos cada dos años (la última revisión fue en 2018), endureciendo las evaluaciones a la que son sometidos los modelos nuevos lanzados en Europa. Y es que EuroNCAP no solo permite que los automóviles “se estrellen” contra una pared para determinar su seguridad en caso de choque. También se centra ahora en los modernos sistemas de asistencia en los automóviles. Así, lo nuevos protocolos de evaluación se centran en dos áreas principales: las competencias de la asistencia a la conducción y la medida en que mantienen al conductor alerta.

Y es que, el coche 100% autónomo todavía está lejos de ser una realidad. Pero cada vez más los fabricantes de automóviles incorporan a sus vehículos sofisticada tecnología que nos ayuda en la conducción. Estos sistemas de ayuda a la conducción tan suponen una ayuda para, por ejemplo, mantener una distancia segura con otros vehículos, una velocidad adecuada al tipo de vía y condiciones de ésta, no salirnos del carril, etc. En ningún caso sustituyen al conductor, que sigue siendo el máximo responsable de la conducción,

Nuevos test EuroNCAP de asistentes a la conducción: 10 coches, a prueba

En la serie de pruebas se evalúa la funcionalidad del control de crucero adaptativo y los sistemas de mantenimiento de carril durante la conducción por autopista.  En el sistema de evaluación se otorgan hasta un máximo de 4 estrellas (5 estrellas en las pruebas de choque) tras la serie de exámenes a los que se somete al vehículo.
Este nuevo sistema de clasificación permite a los usuarios comprender qué tipo de ayudas a la conducción y el nivel de las mismas tiene el vehículo que le interesa, dividiendo los resultados obtenidos en: entrada, moderado, bueno y muy bueno.

Por ejemplo, el Mercedes-Benz GLE, el BMW Serie 3 y el Audi Q8 obtuvieron la clasificación más alta, “muy buena”, logrando un buen equilibrio entre ofrecer un alto nivel de asistencia a la conducción pero manteniendo comprometido y en el control del volante al mismo. El Ford Kuga por su parte recibió tres puntos, con la calificación de “bueno”.

Otros modelos como el Volkswagen Passat, el Nissan Juke, el Volvo V60 y el Tesla Model 3 fueron calificados por Euro NCAP con dos puntos con un nivel de asistencia «Moderado». En el caso del Tesla, registra máximos en lo relativo a las tecnologías que utiliza, «pero su sistema ‘piloto automático’ hace poco para mantener al conductor comprometido al volante».

El Renault Clio y el Peugeot 2008 obtuvieron la calificación denominada «Entrada», con un punto. Sus sistemas proporcionan un nivel de asistencia «modesto», lo que garantiza que el conductor no desconecte de sus responsabilidades al volante.

Esta serie de pruebas de conducción asistida continuará con regularidad para poder ofrecer a los consumidores una comparabilidad similar a las pruebas de choque.

Nuevos test EuroNCAP de asistentes a la conducción: resultados

Los sistemas de asistencia son cada vez más importantes en los automóviles modernos. Con su serie de pruebas, EuroNCAP intenta hacer que la funcionalidad de ciertos asistentes sea más transparente para los clientes finales. Estos son los resultados finales obtenidos por los 10 modelos sometidos a examen. Los puntos obtenidos en cada una de las categorías (excepto la evaluación final que es la suma de todos los puntos) se realizan sobre 100.