Por qué no debes poner tu móvil o navegador en el parabrisas del coche

Por qué no debes poner tu móvil o navegador en el parabrisas del coche